Alcalde de Berlín renuncia y se retira de la política

Alcalde de Berlín renuncia y se retira de la política

 

BERLÍN (Notimex).- El alcalde de Berlín, Klaus Wowereit, renunció hoy al cargo de manera sorpresiva y anunció su retiro de la vida política, tras declarar ‘su amor’ por la capital alemana.

El gobernante señaló que una amarga derrota ha sido el nuevo Aeropuerto de Berlín, que sigue sin estar terminado.

La renuncia del político socialdemócrata se produjo este martes de manera sorpresiva, aunque horas antes ya circulaban versiones de prensa al respecto que aseveraron que Wowereit recibió presiones de la circunscripción estatal del Partido Socialdemócrata (SPD) en Berlín.

Al dar a conocer su renuncia en público, el carismático político señaló que el debate en su propio partido sobre ‘la elección de su futuro’ dañó el alto cargo de su investidura y a su propia persona.

Declaró que en julio pasado tenía lista su renuncia, pero que Alemania se coronó como Campeón en la Copa Mundial de Futbol Brasil 2014 y que entonces consideró que no era el momento.

Luego planeó renunciar al cargo el próximo 11 de diciembre, pero la decisión final sobre la fecha la dejó en manos del Partido Socialdemócrata.

Wowereit enfatizó que ser al alcalde de la ciudad-estado de Berlín es uno de los mayores desafíos en la política alemana.

Consideró que el turismo es una ‘gigantesca oportunidad’ para Berlín. Con lágrimas en los ojos declaró que a pesar de que se retira de la vida política activa, siempre estará apoyando a la ciudad.

‘Amo esta ciudad como ella es, con sus contradicciones, sus ventajas y desventajas, con su rudeza, con su belleza, y así permanecerá siendo’, subrayó.

Wowereit, de 60 años, estuvo 13 años en el cargo con dos reelecciones, en varias ocasiones pronunció frases que se quedaron grabadas en la memoria de los alemanes, tales como ‘Berlín es pobre, pero sexy’.

También quedó para el anecdotario político su discurso cuando dio a conocer en público su orientación sexual durante el inicio de la campaña electoral que lo llevó al cargo de alcalde en 2001: ‘soy homosexual y así está bien’, dijo.

El presidente del Partido Socialdemócrata, Sigmar Gabriel, atribuyó grandes logros a Wowereit y afirmó que había hecho mucho por Berlín.

Lo calificó de haber convertido a Berlín en una capital mundial abierta, tolerante, atractiva y un magneto para la juventud y la cultura, y de haber puesto a la ciudad en un cauce económico positivo.

Mientras, ya salió un candidato para ocupar el lugar de Wowereit, el jefe del SPD berlinés, Raed Saleh.




Volver arriba