Admite Greenpeace errores financieros

Millonaria pérdida por un empleado que invirtió mal

BERLÍN (EFE).- La organización ecologista Greenpeace admitió ayer que cometió graves errores de cálculo en una serie de operaciones financieras, lo que al parecer le acarreó pérdidas por un monto de 3.8 millones de euros.

“Lamentamos terriblemente esas pérdidas y pedimos encarecidamente disculpas a quienes nos apoyan”, explicaron fuentes de la central de la organización en Alemania respecto a los fallos detectados en el departamento financiero de Greenpeace Internacional, en Amsterdam.

Esta comunicación sigue a las informaciones reveladas ayer por el semanario “Der Spiegel” respecto al error de cálculo de un empleado de la sección financiera, que hizo una serie de transacciones al pensar que el euro se debilitaría, y se equivocó.

De acuerdo con ese medio, el problema se produjo al comprar divisa extranjera para otras oficinas, operación que se centraliza desde Greenpeace Internacional, desde donde se gestionan este tipo de tareas para un total de 40 delegaciones nacionales y regionales.

Según la fuente, el empleado actuó por su cuenta y riesgo, y por ello fue despedido.

La práctica habitual es que este tipo de operaciones sean supervisadas por la Gerencia, lo que no ocurrió en este caso, algo que implica, admitió también la fuente, un “error grave” en los mecanismos de control de las finanzas del organismo.

El presupuesto de Greenpeace Internacional para 2013 se sitúa en los 79 millones de euros, mientras que en 2014 se calcula que subirá a 82 millones.



Volver arriba