Acusan de fraude a promotores de terapia con células madre

Acusan de fraude a promotores de terapia con células madre

 

ROMA (Notimex).- La fiscalía de Turín, Italia, formalizó hoy varias acusaciones contra Davide Vannoni, presidente de la Fundación Stamina, que aplicaba terapias con células madre a pacientes incurables y a otras 19 personas.

El fiscal turinés, Raffaele Guarinello, anunció la conclusión de las indagaciones sobre el ‘caso Stamina’, lo que antecede la apertura de un juicio contra los acusados por los delitos de asociación delictiva, fraude, suministro peligroso de fármacos, entre otros.

El principal imputado, según el expediente publicado por los medios, es Vannoni, un psicólogo que se improvisó como terapeuta para aplicar el polémico método, que prevé extraer células de la médula del paciente o de un donante, cultivarlas durante unos 20 días e inyectarlas en la espalda.

El método, que no ha sido validado científicamente, fue aplicado a decenas de enfermos incurables, entre ellos muchos menores, con costos que llegaban a miles de euros.

Vannoni inició en clínicas privadas, aunque en 2006 un decreto ministerial autorizó las llamadas ‘curaciones compasivas’, que prevén el uso de tratamientos no experimentados en casos para los que no existen terapias reconocidas, lo que abrió las puertas de dos hospitales públicos a la Fundación Stamina.

Al principio el método era aplicado en el hospital Burlo Garofolo de Trieste, aunque después Vannoni debió pasar al Hospital Civil de la ciudad de Brescia, donde atendió a unos 30 pacientes.

La indagación concluida este miércoles busca aclarar la razón por la que el uso del método fue autorizado en el nosocomio de Brescia. Para ello citó el testimonio de un médico, según el cual dio la aprobación pese a la carencia de una base científica debido a la enorme presión mediática a favor de la terapia.

Ahora Vannoni es acusado de asociación delictiva finalizada al fraude contra el servicio sanitario nacional, suministración peligrosa de fármacos, ejercicio ilegal de la profesión médica y otros delitos menores.

Entre los otros 19 acusados está el industrial Gianfranco Merizzi, presidente de la empresa farmaceútica Medestea, uno de los principales patrocinadores de la Fundación Stamina.

También son imputados el vicepresidente de la fundación, Marino Andolina; los biólogos Erica Molino, Vyachesalv Kliemenko y Olena Shchegelska, además del neurólogo Leonardo Scarzella, el docente Luigi Bostagnino y varios médicos y funcionarios del Hospital Civil de Brescia.

Andolina, en particular, es igualmente acusado de amenazas contra los padres de una niña que revelaron a la prensa el fraude, mientras que Vannoni es imputado de haber pretendido obtener fraudulentamente financiamientos públicos por cientos de miles de euros para su fundación.

Ahora se espera que la autoridad judicial informe sobre la fecha de la apertura del juicio, mientras la aplicación del método quedará bloquada.

‘No estoy muy sorprendida, veremos el resultado del proceso. Es un caso que ha tenido en vilo a Italia y lo importante es aclarar todo, porque las víctimas son miles de personas que creyeron que podían acceder a una curación’, declaró la ministra de Salud, Beatrice Lorenzin.

 




Volver arriba