Abren la puerta al diálogo de paz

Dicen en Ucrania que empezaron a aplicar un acuerdo

Un activista prorruso vigila el edificio de la administración regional de Donetsk, que mantienen tomado

KIEV, Ucrania (EFE).- La Cancillería anunció que ya dio los primeros pasos para aplicar los acuerdos de Ginebra en busca de la paz en el país, como la suspensión de la fase activa de la operación antiterrorista y el inicio de un debate público sobre la reforma constitucional.

“Ucrania llama a las partes signatarias de los acuerdos de Ginebra a que hagan el mayor de los esfuerzos para impedir una escalada en el este de Ucrania”, apunta la Cancillería en un comunicado.El Servicio de Seguridad de Ucrania ha decidido interrumpir todas sus operaciones en las insurgentes regiones orientales, en particular en Donetsk, durante las fiestas de la Pascua ortodoxa, que coincide este año con la católica.Por otro lado, continúa la campaña de incautación de armas ilegales entre la población civil lanzada por el Ministerio del Interior.El gobierno, afirmó, está abierto a aceptar propuestas de reforma a fin de descentralizar el poder ejecutivo, tal como demandan los prorrusos, aunque sin llegar a romper el Estado unitario.

Kiev se propone conceder mayores competencias presupuestarias, impositivas y administrativas a las regiones, además de la posibilidad de otorgar el estatus de oficial al idioma ruso que en la zona Este representa la mayoría de los hablantes.

En el comunicado de prensa se recuerda que el Ejecutivo ucraniano ha preparado un proyecto de amnistía para los participantes en los disturbios masivos en las regiones surorientales que se aplicará a aquellos que depongan las armas y desalojen los edificios oficiales ocupados.La amnistía no afectará a los militantes prorrusos que Por otra parte, el ministro de Exteriores de Ucrania, Andréi Deschitsa, se reunió en Kiev con representantes de la misión especial de la OSCE, que será la que garantice la aplicación de los acuerdos a cuatro bandas.Por su parte, los prorrusos siguen sin abandonar el ayuntamiento de Donetsk, frente al que han instalado barricadas, lo mismo que en edificios oficiales en las localidades de Slaviansk y Kramatorsk, donde los insurgentes volvieron a tomar la torre de televisión para interrumpir la emisión de la televisora oficial.

Ucrania, Rusia, Estados Unidos y la Unión Europea alcanzaron el jueves en Ginebra un acuerdo para estabilizar la situación que, entre otras cosas, obliga a desarmar a las milicias irregulares prorrusas y a desalojar las sedes oficiales.

Moscú, acusada por Kiev de instigar la sublevación, prometió por su parte cooperar para la aplicación del acuerdo, lo que debe ser supervisado por observadores internacionales.Los guerrilleros prorrusos insisten en que antes deben desarmarse a grupos ultranacionalistas del Oeste, como el Sector de Derechas, y desmantelarse la acampada en la plaza Maidán, corazón de las protestas en Kiev contra el gobierno del ahora depuesto y prófugo presidente Víctor Yanukóvich.

Por otro lado, la candidata a la Presidencia, Yulia Timoshenko, también abrió una vía de diálogo con las milicias insurgentes del este de Ucrania al reunirse con representantes de la autoproclamada república popular de Donetsk.

Según informó hoy en un comunicado su partido, Batkivschina (Patria), Timoshenko se reunió anoche con los insurgentes en el hotel Astoria de Donetsk, baluarte de la sublevación contra el Gobierno central.”El compromiso es posible. Propuso organizar en Donetsk tras las fiestas de Pascua una gran mesa redonda (…) para escuchar, entender y, de una vez por todas, trabajar en interés de la gente”, reza el comunicado, que cita a la ex primera ministra.Timoshenko subrayó que en esa mesa redonda deben estar representados los sublevados y las regiones centrales y occidentales del país, además de políticos de diverso signo.”No puedo decir que hayamos obrado un milagro, que todos los acuerdos estén sobre la mesa y de que podamos hacerlos realidad. Pero creo que el diálogo ha comenzado y eso es ya muy importante”, dijo.La candidata presidencial aseguró que los inconformes recriminan a Kiev que durante el último mes ningún representante del gobierno central se haya puesto en contacto con ellos para conocer sus demandas de primera mano. “Y Rusia se aprovecha de ello”, puntualizó.




Volver arriba