166 muertos por explosión de una mina en Turquía

Las maniobras para rescatar a sobrevivientes de una explosión en una mina de Turquía continúan.

ANKARA, (EFE).— Al menos 166 mineros murieron hoy por la explosión, seguida de un incendio, en una mina de carbón en la localidad occidental turca de Manisa, aunque se teme que el número aumente en las próximas horas, informó el Gobierno.

En el momento de la explosión había 787 mineros dentro y 363 lograron salir de la excavación, declaró a la prensa el ministro de Energía, Taner Yildiz.

“Nos enfrentamos a una situación muy grave”, agregó desde el lugar del accidente el ministro, quien agregó que había además 80 heridos, de ellos cuatro graves.

“Me preocupa que el número de fallecidos pueda aumentar”, admitió Yildiz, quien agregó que los centenares de trabajadores de los servicios de rescate harán todo lo posible por acceder hasta el lugar en el que se encuentran los mineros aún atrapados cuanto antes.

El ministro turco no se aventuró a dar una cifra sobre los trabajadores que siguen atrapados en el interior de la mina, e indicó que en las próximas horas ofrecería más información sobre la operación de rescate.

Un diputado opositor que se encuentra en el lugar de los hechos junto al ministro de Energía dijo en declaraciones telefónicas a Efe que el número de víctimas podría alcanzar las 250 personas.

“Nadie tiene números claros. Pero es una gran tragedia”, declaró Mustafa Moroglu, diputado del Partido Republicano del Pueblo (CHP), que agregó- “Están sacando muchos cuerpos tapados con mantas. Algunos hablan de hasta 250 muertos”.

“Están preparando frigoríficos para los cuerpos. Es seguro que es uno de los más grandes, si no el desastre minero más grande en la historia del país”, dijo el diputado.

El peor accidente minero registrado hasta la fecha en Turquía ocurrió en 1992 en la localidad de Zonguldak, en la costa del Mar Negro, donde murieron 270 trabajadores.

Los sindicatos mineros han venido denunciando que en el país se producen accidentes con más frecuencia que en Europa debido a la falta de medidas de seguridad y equipamiento.

El accidente de hoy ocurrió a causa de un incendio, seguido por una explosión en una unidad de distribución de electricidad.

Los equipos de rescate han estado inyectando oxígeno en la mina para ayudar a sobrevivir a los atrapados, ya que el fuego podría haber consumido ese elemento.

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, ha aplazado por el accidente una visita a Albania, que estaba prevista para mañana, y acudirá al lugar del desastre, situado a unos 400 kilómetros al sur de Estambul.

La explosión tuvo lugar a unos 200 metros de profundidad, pero a una distancia de dos kilómetros desde la boca de la mina, mientras que los mineros atrapados se hallan a entre uno y dos kilómetros del lugar de la detonación.

La mina pertenece a una empresa privada que emplea a 6.500 trabajadores en Soma, una ciudad con amplios yacimientos de carbón en la provincia de Manisa, en Turquía occidental.




Volver arriba