Escocia se moviliza para buscar a un niño de 3 años

Foto del pequeño Mikaeel, misma que fue difundida en los medios de comunicación.- Foto: Internet

LONDRES (EFE).- La policía escocesa, con ayuda de cientos de voluntarios, intensificó hoy la búsqueda de un niño de tres años desaparecido la noche del miércoles de su domicilio de Edimburgo (Escocia), un caso que ha causado conmoción en el Reino Unido.

El pequeño, Mikaeel Kular, fue visto por última vez cuando su madre lo puso a dormir en su habitación sobre las 21.00 GMT del miércoles pero en la mañana del jueves ya no se encontraba allí y hoy la policía admitió su “profunda preocupación”.

Respondiendo a la llamada policial a la cooperación ciudadana, cientos de personas se acercaron hoy a colaborar en las labores de búsqueda, según informó la cadena BBC.

Los agentes pidieron a los vecinos de Edimburgo que revisen sus jardines, cobertizos y parques en unas labores en las que participan desde ayer un helicóptero policial, perros rastreadores y equipos guardacostas y salvavidas.

Según informaron hoy las fuerzas del orden, unos ciudadanos informaron de un “posible avistamiento” de un niño pequeño que estaba solo ayer por la mañana, sobre las 08.30 horas GMT, en unos jardines cercanos a la casa de Mikaeel.

La búsqueda de Maikeel ha originado un gran movimiento policíaco en Edimburgo.- Foto: Internet

La búsqueda de Maikeel ha originado un gran movimiento policíaco en Edimburgo.- Foto: Internet

Los agentes han indicado que imágenes captadas por cámaras de seguridad han confirmado la hora a la que supuestamente se habría visto al niño si bien no se ha podido corroborar su identidad.

Los testigos “lo describieron como un niño pequeño” que estaba “solo” y que llevaba “una gorra”, según dijo hoy la subinspectora Liz McAinsh.

No obstante, McAinsh agregó que a Mikaeel “no le gusta llevar gorros” y su familia no ha notado la ausencia de ninguno de su casa.

La organización benéfica “Missing People” (Personas Desaparecidas) ha decidido mostrar la imagen de Mikaeel en pantallas gigantes en lugares públicos de Escocia como estaciones de ferrocarril.




Volver arriba