En Texas, sentencian a muerte a mexicanos en 24 horas

Una mujer carga un cartel con la foto de Édgar Tamayo, sentenciado a muerte en Estados Unidos, durante una protesta contra la sentencia en Miacatlán, Morelos.- (AP Photo/Tony Rivera)

Una mujer carga un cartel con la foto de Édgar Tamayo, sentenciado a muerte en Estados Unidos, durante una protesta contra la sentencia en Miacatlán, Morelos.- (AP Photo/Tony Rivera)

 MÉXICO, D.F.  (Notimex).- En el estado de Texas, ser condenado a muerte puede ser cosa de 24 horas. Lo mismo pueden recibir condena capital enfermos mentales que menores de edad, según se desprende del ‘Caso Avena’.

 De los 16 mexicanos condenados a muerte en ese estado de la Unión Americana que constan en el fallo de la Corte Internacional de Justicia, conocido como ‘Fallo Avena’ por Carlos Avena Guillén, cuatro fueron condenados a muerte e juicios de 24 horas; uno en 48 horas, dos en cuatro días y cinco en cinco días cada uno.

 Los otros cuatro casos se resolvieron en seis días, siete días, 15 días y 26 días, respectivamente.

 Uno de los casos más rápidos, fue el de Humberto Leal Cortés, quien fue ejecutado en 2011, a pesar del fallo de la Corte Internacional, que exigía detener su ejecución, porque no había recibido asistencia consular oportuna.

 En el caso de Humberto Leal, acusado de asesinar a una jovencita de 16 años el 21 de mayo de 1994, el juicio se inició el 10 de julio de 1995 y al día siguiente fue condenado a muerte. Fue hasta 1997 que las autoridades mexicanas se enteraron de este caso.

 César Roberto Fierro Reyna, Héctor García Torres y Rubén Ramírez Cárdenas, son los otros mexicanos cuyas sentencias de muerte fueron producto de juicio que tardaron sólo 24 horas.

 Ramiro Hernández Llanas fue juzgado y condenado en dos días. A pesar de padecer retraso mental, fue condenado a muerte, bajo cargo de homicidio, en un juicio que se extendió del 8 al 10 de febrero de 2000, de lo cual se enteraron las autoridades mexicanas dos días después de la condena.

 Esta persona podría recibir fecha de ejecución para el mes de abril próximo, aunque todavía están en marcha procedimientos para evitarlo.

 Daniel Angel Plata Estrada y Angel Maturino Reséndiz, fueron juzgados y condenados a muerte en cuatro días cada uno.

 Ignacio Gómez padece enfermedad mental, pero aun así, fue juzgado y condenado a muerte en cinco días. También los juicios de Ramiro Ibarra Rubí, Virgilio Maldonado, Roberto Moreno Ramos y Edgar Tamayo Arias, duraron cinco días.

 A menos que funcionen los procedimientos jurídicos pendientes o bien que el gobernador de Texas, Rick Perry, acepte conmutar de último momento la sentencia, Edgar Tamayo Arias sería ejecutado mañana miércoles.

 Oswaldo Regalado Soriano fue acusado de cometer un asesinato cuando él tenía 17 años de edad. Detenido dos años más tarde (en 1994), fue juzgado y sentenciado en apenas seis días, en las mismas condiciones que un adulto.

 Los fiscales de Texas tenían en su poder un acta de nacimiento de Regalado Soriano, donde consta que nació en Chihuahua y sin embargo, no le brindaron el derecho de asistencia consular. México se enteró de ese caso 3 años más tarde.

 Félix Rocha Díaz fue condenado en siete días; Juan Carlos Alvarez en 15 días y José Carlos Medellín Rojas, en 26. Este último, fue ejecutado el 5 de agosto de 2008.

Etiquetas:, , ,