Vigilancia vaticana a los Legionarios

Vigilancia vaticana a los Legionarios

Nombrarán un "asistente" parala congregación

Pietro Parolin, secretario de Estado vaticano, visitará México

CIUDAD DEL VATICANO (Notimex).- El Vaticano nombró un “asistente” especial para vigilar la nueva etapa en la vida de los Legionarios de Cristo, congregación religiosa que busca acabar con la estructura que permitió abusos de su fundador, Marcial Maciel Degollado.

El director general de la Legión, el sacerdote mexicano Eduardo Robles-Gil, señaló que aún se desconoce la identidad de quien ocupará ese puesto, cuyo nombre podría ser comunicado el próximo 3 de julio.

Ese día está prevista una reunión de la cúpula legionaria, junto con los miembros del instituto religioso residentes en Roma.

Entre ellos el cardenal Joao Braz de Aviz y el arzobispo José Rodríguez Carballo, prefecto y secretario de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica del Vaticano, respectivamente.

“No participaría en el gobierno, el gobierno de la congregación es autónomo, será un asistente externo. Todavía no sabemos quién es”, señaló el sacerdote Robles en una entrevista difundida en el sitio web de los Legionarios.

El 6 de febrero pasado Rodríguez Carballo aseguró que la Santa Sede daría un “especial acompañamiento” al camino de la Legión, luego de la celebración, en enero, de un Capítulo General en el cual se eligió una nueva cúpula y se aprobaron los textos reformados de las Constituciones, como se llama a los reglamentos internos. Robles reconoció que, al principio, no se tenía “una idea para nada clara” de cómo se iba a concretar tal acompañamiento. “Ahora sabemos que será un asistente”, comentó el dirigente.También estableció que la Santa Sede no se ha pronunciado todavía respecto del nuevo texto de las Constituciones, que fue entregado para su revisión y eventual aprobación después del Capítulo.”Posiblemente (el 3 de julio) nos darán una respuesta sobre las Constituciones, sobre todo si hay algo que debemos cambiar”, consideró.Con este nombramiento queda claro que el Vaticano no confía definitivamente en el proceso de reforma interna de los Legionarios, que inició hace cuatro años tras una larga auditoría externa y la designación de un delegado pontificio, el cardenal italiano Velasio De Paolis.Aunque De Paolis tenía plenos poderes para intervenir, gracias a la encomienda que le confió el entonces Papa Benedicto XVI, su trabajo, que concluyó con el Capítulo General, debió ser completado con otras medidas.De hecho el mismo papa Francisco intervino en la elección de la nueva cúpula, reservándose para sí mismo la potestad de nombrar a dos de los cuatro consejeros generales, uno de ellos con cargo de vicario general. Esta decisión, con muy pocos precedentes, sirvió a Bergoglio para asegurar que el nuevo órgano de gobierno empuje a la congregación a un verdadero cambio. El objetivo es dejar atrás una estructura institucional y mental que permitió un pasado lleno de abusos del fundador, Marcial Maciel Degollado (muerto en 2008), culpable de ataques sexuales contra seminaristas menores de edad. Además, mantener una doble vida con familias y dependencia a las drogas.La nueva cúpula da sus primeros pasos mientras la salud del anterior superior de los Legionarios ha empeorado de forma dramática. Todo parece indicar que le resta muy poco tiempo de vida a Alvaro Corcuera, quien sucedió en 2005 a Maciel a la guía de la congregación. “Hace unos días fui sometido a unos análisis y los médicos han constatado que el tumor cerebral ha vuelto a aparecer. En el estado actual, sólo es posible recurrir a cuidados paliativos”, escribió hace unos días el propio Corcuera en un mensaje a los miembros de la Legión.”Soy consciente de acercarme a la meta final de la vida y les pido que me encomienden en sus oraciones”, apuntó. “Dios no deja de acompañarme de cerca en estos momentos con su fuerza y su paz. Pido también por todos los enfermos y sus familiares y en especial a todos los miembros del Movimiento que padecen alguna enfermedad grave”, agregó.

Por otra parte, el “número dos” del Vaticano, el cardenal secretario de Estado Pietro Parolin, viajará a México a mediados de julio para asistir en un congreso internacional sobre migración.

Según confirmó a Notimex el embajador mexicano ante la Santa Sede, Mariano Palacios Alcocer, el purpurado estará en el país los días 14 y 15 de julio para asistir a la inauguración del encuentro que se celebrará en la sede de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

El seminario “Migración y desarrollo” es organizado por la Cancillería y el Vaticano y cuenta con el apoyo de la Pontificia Academia para las Ciencias Sociales cuyo canciller, el argentino Marcelo Sánchez Sorondo, también viajará a México.

La apertura estará encabezada por el canciller José Antonio Meade. Entre los participantes destacan el ex canciller Luis Ernesto Derbez, el economista estadunidense Jeffrey Sachs; el presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano, Carlos Aguiar Retes; el arzobispo de Los Angeles, José Gómez y el arzobispo de Tijuana, Rafael Romo Muñoz. ‘Se da así seguimiento a la entrevista que sostuvieron primero el canciller Meade y el cardenal Parolin algunos meses atrás y más recientemente el encuentro entre el Papa Francisco y el presidente mexicano Enrique Peña Nieto’, indicó Palacios Alcocer. Precisó que en esas reuniones se acordó trabajar en conjunto ante la difícil situación humanitaria por la que pasan las personas que dejan sus países en busca de un futuro mejor. ‘Con el seminario se busca promover una visión de los migrantes como recursos valiosos para las economías y no como lastres para los países’, estableció el embajador. Señaló que la migración es un fenómeno en crecimiento y la posibilidad de desplazarse por el mundo es un derecho humano que se debe respetar. Por eso, durante el encuentro se contará también con la aportación de diversos expertos provenientes de varios colegios y universidades mexicanas, que puedan ayudar a realizar un mapa del fenómeno migratorio, sea desde el punto de vista cuantitativo como cualitativo. ‘Hay que rescatar a la migración como una posibilidad de intercambio y de acercamiento de las culturas, además de un factor económico y de desarrollo para los pueblos’, ponderó. Justamente el drama de los migrantes podría ser protagonista en la visita que Francisco realizará próximamente a México. Aunque no existe una fecha oficial para tal viaje apostólico, todo indica que se llevará a cabo en septiembre de 2015. Del 22 al 27 de ese mes está previsto en Filadelfia (Estados Unidos) la celebración de la VIII Jornada Mundial de las Familias, una cita que considera la asistencia del Papa y que sería la oportunidad ideal para una etapa mexicana. En las últimas semanas Jorge Mario Bergoglio se ha informado personalmente sobre diversas ciudades del norte de México.




Volver arriba