Vaticano niega obstaculizar las investigaciones por pederastia

El fiscal para los casos de pedofilia de la congregación vaticana Charles Scicluna comparece durante una reunión en en Palacio Wilson, Ginebra.- (EFE)

CIUDAD DEL VATICANO (EFE).- El representante de la Santa Sede ante Naciones Unidas en Ginebra, Silvano Tomasi, rechaza las acusaciones sobre que el Vaticano haya obstaculizado las investigaciones a sacerdotes católicos acusados de abusos sexuales contra menores.

Las declaraciones en las que manifiesta ese rechazo se incluyen en una entrevista publicada hoy en la página web de Radio Vaticano, coincidiendo con el interrogatorio al que el Vaticano está siendo sometido ante el Comité de Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño, en relación con los casos de pederastia cometidos por sacerdotes en todo el mundo.

“Las acusaciones de que la Santa Sede ha obstaculizado la actuación de la Justicia me parecen gratuitas. Impedir a un país aplicar su jurisdicción sería una interferencia ilegal e injusta”, dijo Tomasi en la mencionada entrevista.

El representante del Vaticano, que tiene categoría de observador permanente en la ONU, agregó que el Estado pontificio “apoya el derecho y el deber de cada país de juzgar los crímenes contra los menores” y que también pretende “que haya transparencia y que la justicia siga su curso”.

Tomasi explicó que la Santa Sede se compromete a cumplir todas las obligaciones derivadas de la ratificación de la Convención sobre los Derechos del Niño y recordó que el papa Francisco ha creado una comisión específica para prevenir los casos de pederastia en la Iglesia.

Por otra parte, el portavoz de la oficina de prensa del Vaticano, Federico Lombardi, difundió una nota en la que sostiene que el papa Francisco es el mayor representante de la defensa de la infancia.

“¿Qué jefe de los 193 Estados del Comité de la Convención sobre los Derechos del Niño puede representar mejor testimonio y eficaz aval que el Papa Francisco y su amor tan fuerte por la infancia?”, se pregunta Lombardi en el comunicado.

El texto reitera que “la Santa Sede lamenta profundamente el flagelo del abuso sexual, que afecta a millones de niños en todo el mundo, y lamenta también que, por desgracia , algunos miembros del clero hayan estado involucrados en abusos similares.

Asimismo puntualiza que tanto los últimos pontífices como las instituciones competentes de la Curia Romana han trabajado para “el establecimiento de normas y directrices rigurosas y eficaces para curar, contrarrestar y prevenir los graves fenómeno de abuso sexual contra menores de edad “.

Incluyendo, añadió Lombardi, “la actualización de las leyes del Estado de la Ciudad del Vaticano en asuntos penales”.

El portavoz vaticano destacó asimismo que “la Santa Sede ha dado siempre amplias y eficaces respuestas” al Comité de la Convención sobre los Derechos del Niño.




Volver arriba