Sigue el Papa Francisco como uno más su retiro espiritual

 

CIUDAD DEL VATICANO (Notimex).- El Papa Francisco decidió seguir como uno más las reflexiones diarias de sus ejercicios espirituales de Cuaresma, sentado con su sotana blanca en medio de los cardenales de la Curia Romana.

El Vaticano distribuyó varias fotografías de Jorge Mario Bergoglio colocado en la tercer fila de bancos de la sala central de la casa Divino Maestro de Ariccia, localidad a las afueras de Roma en la cual, desde el domingo pasado, realiza su retiro anual.

Esa también fue una novedad. En años anteriores los ejercicios de Cuaresma del Papa y sus colaboradores tenían lugar en la capilla ‘Redemptoris Mater’ del Palacio Apostólico, dentro del Vaticano. Benedicto XVI asistía a las reflexiones pero ocupaba un puesto de honor.

Jorge Mario Bergoglio modificó esa costumbre y, como suele ocurrir con grupos parroquiales y fieles católicos en general, decidió salir del lugar cotidiano de trabajo para reflexionar.

Por ello los ciudadanos de Roma pudieron ver al pontífice abordando un autobús de pasajeros junto con cardenales, portando en mano su portafolio negro gastado y con dos hebillas delanteras.

‘El hombre es como una granada: en su interior tiene muchas semillas pequeñas y carnosas, como los elementos de la creación. Dios los puso allí, todos juntos, en una masa, sobre la que infundió el soplo de la vida’, dijo en una de sus reflexiones Angelo De Donatis.

El sacerdote, párroco de uno de los templos ubicados en el centro de la capital italiana, es el responsable de conducir las meditaciones diarias para el Papa y los purpurados: una por la mañana y otra por la tarde.

El predicador ya dedicó la meditación del lunes por la tarde a la relación entre las obras del hombre y la gracia de Dios.

Entre otras cosas De Donatis señaló que la tarea del hombre no es la de hacer ver al mundo qué hace la Iglesia, qué hacen los sacerdotes, qué hacen los cristianos, sino hacer ver qué hace Dios a través de nosotros.

 




Volver arriba