Russell Crowe asiste a la audiencia general en el Vaticano

El actor Russell Crowe assitió a la audiencia general en la Plaza de San Pedro.- (AP)

CIUDAD DEL VATICANO (Notimex).- El actor estadounidense Russell Crowe llegó hoy hasta la Plaza de San Pedro, donde asistió a la audiencia general de los miércoles, pero se quedó sin poder saludar al Papa Francisco.

“Qué privilegio esperar la audiencia con el Santo Padre”, escribió el protagonista de la superproducción Noé en la red social Twitter, a través de la cual compartió algunas fotografías que lo mostraban en la zona conocida como ‘Reparto Speciale’, en el atrio de la basílica vaticana.

No obstante, el actor ocupó un espacio en segunda fila y quedó separado con una valla de la sección dedicada al “besamanos”, en la cual se ubican las personas habilitadas para entrar en contacto directo con el obispo de Roma.

Esto lo confirmaron las mismas fotografías de Crowe, una de las cuales tituló como ‘backstage in Vaticano’ (detrás de escena en El Vaticano) y mostró uno de los ingresos a la Plaza.

“No sabemos si finalmente el Papa lo saludó o no, da la impresión que no pero el Santo Padre suele dar un giro muy grande y todo puede ser”, dijo a Notimex Ciro Benedettini, vicedirector de la Sala de Prensa de la Santa Sede.

La transmisión oficial de la audiencia en circuito cerrado no registró ningún saludo con el actor, quien llegó hasta la Plaza de San Pedro acompañado por algunos miembros de la producción del filme.

Tampoco la cuenta de Twitter @russellcrowe incluyó fotografía alguna con Jorge Mario Bergoglio, sólo un mensaje de despedida a la ciudad de Roma que remató: ‘Gracias Santo Padre @pontifex por la bendición’.

Hace unos días Crowe había lanzado una mini campaña con más de 20 tuiteos dirigidos al Papa invitándolo a ver el preestreno de ‘Noah’, dedicado al profeta pero que ha sido criticado por las muchas licencias cinematográficas con respecto a la historia bíblica.

Luego, la prensa estadunidense dio por hecho que el encuentro iba a tener lugar al informar que el mismo se había cancelado “porque se había esparcido el rumor en internet que habría ocurrido y el Papa no podía ser usado para dar publicidad a una película”.

“Nunca supe que este encuentro debiese ocurrir y por lo tanto nunca supe que haya sido cancelado. En efecto, la producción había presentado la solicitud de un encuentro particular con el Santo Padre, pero se les había respondido inmediatamente que no”, replicó la víspera el portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi.

“Por lo tanto nada fue jamás anulado, porque nada había sido confirmado”, agregó. En El Vaticano quedó la impresión que la solicitud del actor respondiese más a una estrategia publicitaria que a un verdadero deseo por conocer al líder católico.




Volver arriba