Renueva Papa Francisco llamado a la reconciliación en Oriente Medio

 

JERUSALÉN (Notimex).— El Papa Francisco termina hoy su viaje a Jerusalén visitando los lugares más sagrados del judaísmo y el Islam, con renovados llamados a la reconciliación y a rechazar cualquier uso de la violencia para alcanzar un acuerdo de paz en Oriente Medio.

La histórica visita del Pontífice a Tierra Santa incluyó en el último día de actividades oficiales un encuentro con el presidente de Israel, Shimon Peres, considerado por el Papa como ‘un hombre de paz y artífice de paz’.

En su discurso, el Papa Francisco pidió que Jerusalén sea la verdadera ‘ciudad de la paz’ y una ‘ciudad viva abierta’ a todas las personas que quieran visitarla hoy y deseen hacerlo en el futuro.

‘Qué bello que los peregrinos y los residentes puedan acudir libremente a los lugares santos y participar en las celebraciones’, dijo.

‘Los lugares santos no son museos o monumentos para turistas, sino lugares donde las comunidades de creyentes viven su fe, su cultura, sus obras de caridad. Por eso, se deben salvaguardar para siempre en su sacralidad’.

Asimismo, el jefe de la Iglesia católica indicó que ‘es posible conseguir una verdadera conciliación’ entre judíos, musulmanes y católicos, por lo que instó a buscar la paz con determinación, según el diario israelí Haaretz.

Por su parte, el mandatario israelí agradeció las gestiones iniciadas por el Pontífice que incluirán una reunión en El Vaticano con el presidente palestino, Mahmoud Abbas, pero subrayó que ‘la paz es una cuestión de fantasía e inspiración’.

Peres destacó el trabajo del Papa para que haya paz en la región e insistió en la necesidad de ‘trabajar juntos, de la mano, para que exista un Estado de Israel y un Estado Palestino, porque toda la región quiere la paz; estamos listos para la paz’.

Subrayó la necesidad de encontrar la paz en la región como hizo el Estado de Israel con Egipto y Jordania.

Antes de su encuentro con Peres, el Pontífice rezó en el Muro de los Lamentos y la Cúpula de la Roca, dos de los sitios más sagrados del judaísmo y el Islam.

En el Muro de los Lamentos, el lugar más sagrado del Judaísmo, situado en el corazón del casco viejo de Jerusalén, el Papa se acercó, inclinó la cabeza y dejó una oración, antes de llamar a la paz y entendimiento entre las tres religiones.

Luego de rezar y depositar entre las rocas del muro un Padre Nuestro escrito en español de su puño y letra, Francisco se abrazó con el rabino judío Abraham Skorka y al líder religioso musulmán Ombar Abboud, un hecho histórico considerado como ‘el abrazo de las tres religiones’.

Asimismo, el Papa visitó la mezquita de Al-Aqsa en la Explanada de las Mezquitas, el tercer sitio más sagrado del Islam, en un día lleno de simbolismo para los musulmanes que hoy conmemoran el ascenso de Mahoma a los cielos que, según la tradición, se produjo desde ese lugar.

Además, el Pontífice mantuvo un encuentro con los sacerdotes, religiosos y seminaristas en la iglesia de Getsemani cerca del Huerto de los Olivos, antes de oficiar una misa en la sala del Cenáculo en Jerusalén.

De acuerdo con el cronograma de este lunes, el Papa partirá de regreso al Vaticano desde el aeropuerto internacional de Tel Aviv a las 20:15 horas (17:15 GMT), tras una visita de tres días por Jordania, los territorios palestinos y Jerusalén.




Volver arriba