Rechazan Legionarios de Cristo escribir una “historia oficial”

Por Andrés Beltramo Alvarez

CIUDAD DEL VATICANO (Notimex).- Los superiores de la Legión de Cristo consideran que no es su tarea escribir una “historia oficial” impuesta desde la cúpula sobre el pasado de la congregación, toda vez que el relato histórico promovido por Marcial Maciel no responde a la verdad.

En entrevista con Notimex el portavoz de la congregación en Roma, Benjamín Clariond, analizó este y otros temas justo cuando 61 “padres capitulares’ participan en Roma de la máxima asamblea de gobierno de la Legión, el Capítulo General.

Las discusiones, guiadas por el delegado pontificio Velasio De Paolis, iniciaron el 8 de enero pasado y durarán aproximadamente cuatro semanas. Sus objetivos son aprobar nuevas Constituciones (reglamento interno) y elegir a los futuros superiores.

Dos cuestiones fundamentales no abordará la reunión; al menos no con un debate a profundidad: la historia y el carisma.

De hecho el proceso de renovación se encaró desde lo concreto a lo teórico, es decir desde los reglamentos y con una serie de medidas específicas, evitando voluntariamente tocar puntos delicados.

Aunque el delegado ya precisó que en las Constituciones se recuperarán todas las notas características del “patrimonio”fundacional.

Al inicio del proceso guiado por De Paolis, hace ya tres años, se barajó la alternativa de establecer una “comisión de la verdad” no sólo para deslindar responsabilidades sobre aquellos superiores que pudieron haber encubierto los actos de Maciel sino también para reconstruir una verdadera historia de la congregación.

Hoy por hoy resultan obsoletos, cuando no directamente falsos, muchos de los libros que cuentan los inicios de la Legión de Cristo. Se trata de relatos edulcorados, que sirvieron en su momento para reforzar un “culto a la personalidad” del fundador y a su artificial fama de santidad.

En aquellos textos resulta prácticamente imposible diferenciar los hechos reales de las exageraciones e invenciones.

No obstante la necesidad de aclarar ese nebuloso pasado, nunca se llegó a instituir tal “comisión de la verdad”, bajo el argumento de la inexistencia de pruebas sobre el supuesto encubrimiento a Maciel.

Al mismo tiempo se decidió no tocar el punto de la historia, para evitar la creación de un ‘relato oficial’, como lo confirmó al Vatican Insider el portavoz de los Legionarios, Benjamín Clariond.

“El gobierno actual de la congregación considera que no es su tarea escribir una especie de ‘historia oficial’. Lo que sí le corresponde es asegurar que tenemos archivos confiables y una documentación lo más completa posible para que luego se pueda encomendar la tarea de escribir nuestra historia”, indicó.

Reconoció que todos los legionarios tienen derecho a conocer la historia de la congregación y de tener a disposición documentos confiables sobre la misma.

“Esto tendrá que hacerse con historiadores profesionales que puedan ayudar a hacer mayor luz sobre los hechos complejos del pasado para que todos puedan conocerlos”, dijo.

“Algunas personas entendidas en estos temas me han dicho también que estamos demasiado cerca aún de los hechos como para poder dar una interpretación objetiva de la historia. No soy experto en historia, pero parece que también esto es un criterio válido”, agregó.

En su momento el Papa Benedicto XVI calificó como ‘un misterio’ a la persona de Maciel. El misterio es, también, cómo pudo un hombre con una mente psicopática crear una institución religiosa tan floreciente.

La respuesta puede estar, señaló Clariond, en el trabajo de muchos legionarios que gastaron su vida para poner en marcha escuelas, obras de apostolado, promoción vocacional y misiones. “Esto también es parte de la historia que hay que contar”, agregó.

Mientras esa historia verdadera se redacta, muchos jóvenes todavía deciden iniciar una vida religiosa dentro de la Legión. Si el relato anterior ya no es válido, ¿cómo es posible evitar que sean engañados?.

Sobre este punto el portavoz dejó en claro que un muchacho con deseos de ser legionario “está en su derecho de conocer antes de comprometerse”.

“El día de hoy cualquier joven que se acerca al noviciado, o los papás de un muchacho que quiere entrar al seminario menor, ya han buscado en Google palabras como Marcial Maciel, Legión de Cristo, y han encontrado información más que abundante sobre el tema”, señaló.

“También se les pone al tanto de las medidas que se están tomando para afrontarlas. Puede darse que haya quien lo explica mejor, quien es más explícito, quien es más suave… pero en ningún caso se busca minimizar los hechos: ni los negativo ni lo que hay de positivo”, estableció.




Volver arriba