Peres dice que la visita de Francisco abre una ventana a la paz en la región

 

JERUSALÉN (EFE).- El presidente de Israel, Simón Peres, dijo hoy que la peregrinación del papa Francisco a Tierra Santa supone un llamamiento de paz en la región y renovó su compromiso de compartir con él los esfuerzos para erradicar las semillas del mal, el odio y el racismo.

En un discurso pronunciado en la sede de la presidencia israelí, donde recibió al pontífice, Peres recordó que toda solución “debe lograrse a través de un acuerdo mutuo” y confirmó su disposición a reunirse con él “cuando quiera” en el Vaticano.

“Estoy convencido de que los ciudadanos de esta región quieren la paz. Está preparados para hacer la paz con sus vecinos y con todas los países de la región”, explicó, al subrayar que “la amenaza de la guerra nunca traerá la paz”.

“Solo una constructiva perseverancia puede lograr la paz. Solo la paz es capaz de acabar con la pobreza, superar el desespero. Solo la paz puede liberar a los pueblos de la tiranía”, agregó el mandatario antes de criticar a los escépticos, a los que pidió recordar los pactos suscritos con Egipto y Jordania.

Al hilo de estos argumentos, Peres señaló- “las raíces del mal están en el terrorismo, que carece de piedad y extiende la destrucción. Mata indiscriminadamente, sin distinción, sin piedad o lógica”.

“Debemos mantenernos juntos y firmes para hacer frente a la amenaza sobre nuestras vidas y la paz mundial”, recalcó Peres, que alabó los esfuerzos de Francisco en su combate contra ésta y otras lacras del mundo, como la pobreza, la injusticia social y el antisemitismo.

“Se que te has mantenido firme como una roca frente a cualquier intento de vincular religión y terror. Y que aspiras a crear una plataforma global común, regional e internacional, para la paz. Nosotros nos sumamos en cuerpo y alma en ese esfuerzo para borrar el crimen y reemplazarlo por las puertas de la paz”, afirmó.

A este respecto, Peres subrayó que “tu visita a Tierra Santa es una importante oportunidad para que nos unamos en una oración conjunta por la paz dirigida al cielo”, y aceptó la mano tendida el domingo por el pontífice para sumarse a una oración por la paz en el Vaticano con el presidente palestino, Mahmud Abas.

“Nos honra poder ofrecer esa oración donde sea, en nuestra casa o en la tuya. De acuerdo con la generosa oferta” hecha durante la misa de Belén, subrayó.

“Una oración para que los niños puedan crecer sin peligro para sus vidas. Para que las madres puedan cuidar de sus hijos sin tener que escuchar sirenas. Para que todo hombre pueda sentarse bajo su parra o bajo su higuera sin problemas”, señaló.

“Debemos trabajar todos juntos, judíos, cristianos y musulmanes para poder acabar con los conflictos”, afirmó Peres antes de recalcar que Israel, “nuestra casa, está abierta a todo peregrino”.

“Creo que tu visita y tu llamamiento a la paz tendrán eco en toda la región y contribuirán a revitalizar a los esfuerzos para completar el proceso de paz entre nosotros y los palestinos, fundamentado (en la idea) de dos estados viviendo en paz”.

“Un Estado judío, Israel, y un Estado árabe, Palestina”, concluyó.




Volver arriba