Papa y presidente de Haití dialogan sobre reconstrucción y pobreza

 

CIUDAD DEL VATICANO (Notimex).- El Papa Francisco recibió hoy en audiencia privada al presidente de Haití, Michel Joseph Martelly, con quien dialogó sobre la reconstrucción del país y el problema de la pobreza.

El coloquio, que fue calificado como ‘cordial’ por la sala de prensa del Vaticano, tuvo lugar en la biblioteca apostólica ubicada en el segundo piso del Palacio Apostólico y el ‘cara a cara’ entre ambos duró unos 20 minutos.

El mandatario haitiano habló en español, por eso la conversación privada no requirió de intérprete. Según dio a conocer la Santa Sede, entre otras cosas hablaron de la contribución de la Iglesia católica al país caribeño en materia educativa y sanitaria, como también en sectores de la caridad.

‘En la conversación se ha subrayado la importancia de continuar el empeño por la reconstrucción del país, y de favorecer el diálogo entre las diversas fuerzas institucionales para la reconciliación y el bien común, sea a nivel interno que externo’, indicó una declaración.

Tras el diálogo privado se pasó a la presentación de la comitiva haitiana compuesta por nueve integrantes e inmediatamente tuvo lugar un intercambio de regalos.

Martelly obsequió al Papa una figura de bronce que representa la paloma de la paz y recibió a cambio una medalla del pontificado además de una copia en francés de la exhortación apostólica ‘Evangelii gaudium’ (La alegría del evangelio).

Asimismo, el pontífice le obsequió un ejemplar en español del documento conclusivo de la asamblea de obispos de América Latina realizada en Aparecida en 2007, que él mismo ayudó a realizar como presidente la comisión de redacción.

Cuando se lo entregó Francisco recomendó a su invitado leer el capítulo 4, en el cual se refiere a las raíces de la pobreza en el mundo y ensaya una crítica incisiva contra el capitalismo salvaje.

Tras despedirse del Papa, Martelly se reunió –también en privado- con el ‘número dos’ del Vaticano, el secretario de Estado Pietro Parolin, y Dominique Mamberti, secretario para las Relaciones con los Estados.

 




Volver arriba