Papa: “el peor pecado de los medios es la desinformación”

El Papa Francisco habló al respecto de los medios de comunicación (Foto:EFE)

Ciudad del Vaticano, (EFE).- El papa Francisco dijo hoy que los peores pecados de los medios de comunicación son la calumnia, la difamación, pero sobre todo, la desinformación.

El papa recibió hoy a los miembros de la asociación de radio y televisiones de inspiración católica presentes en Italia y su discurso sirvió también para denunciar cómo a veces los medios tratan ciertos temas “sin el debido respeto por las personas y los valores“.

Sobre los principales y más graves pecados de los medios de comunicación, el papa explicó que la “calumnia es pecado mortal, pero se puede llegar a conocer la verdad”, al igual que con la difamación, se puede finalmente decir que fue “una injusticia” y “pedir perdón por ello“.

El papa argentino aseguró que el peor de todos es la desinformación, “el decir las cosas a medias”, lo que no permite a quien ve la televisión o oye la radio “hacerse un juicio de valor porque no tiene elementos, nadie se los ha dado”.

Jorge Bergoglio instó a las radios y a las televisiones a “transmitir a través del éter la voz que hable a los hombres y a las mujeres que busquen una palabra de esperanza para su vida“.

Y realizó un llamamiento para que se preste atención “a temáticas importantes para la vida de la personas, de la familia, de la sociedad”, pero “tratando estos argumentos no de manera sensacionalista, sino responsable, con sincera pasión por el bien común y para la verdad”, dijo Francisco que citó así a Juan Pablo II.

“A menudo las grandes emisoras tratan estos temas sin el debido respeto por las personas y los valores, de manera espectacular, y sin embargo es esencial que en vuestras transmisiones se perciba este respeto, porque las historias humanas no se deben nunca instrumentalizar”, agregó.

Para el pontífice de Buenos Aires, en los medios de comunicación “actualmente hay mucha contaminación”.

“La gente lo sabe, pero por desgracia se ha acostumbrado a respirar de la radio y de la televisión un aire sucio, que hace daño”, añadió, e invitó a los medios a que hagan “circular aire limpio, que la gente pueda respirar libremente y que dé oxígeno a la mente y al alma“.




Volver arriba