Niegan amago al Papa

Niegan amago al Papa

La noticia de una amenaza yihadista "no es nada serio"

CIUDAD DEL VATICANO (Notimex).- El portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi, afirmó ayer que no tienen fundamento las noticias que refieren supuestas amenazas de yihadistas islámicos contra el papa Francisco.

“No es nada serio, no existe una particular preocupación en el Vaticano. Las noticias (de que está en la mira) no tienen fundamento”, señaló el sacerdote jesuita a la agencia católica de información.

Anteayer, el diario italiano “Il Tempo” difundió informaciones según las cuales los milicianos del autodenominado Estado Islámico (EI) tendría entre sus blancos al obispo de Roma, por difundir “la verdad falsa”.

Aunque la publicación dio la vuelta al mundo y generó alarma entre los fieles católicos de varios países, la misma no contaba con una sola fuente oficial ni organismo que pudiera avalar la información, salvo una genérica referencia a reportes de “inteligencia italiana”.En las últimas horas uno de los más cercanos colaboradores del Papa, el ceremoniero pontificio argentino Guillermo Karcher, calificó la versión como “descabellada” y aseguró que no se han producido cambios en la agenda del Pontífice de los próximos días.

Por otra parte, el Papa confesó haberse puesto a llorar ante el relato y las imágenes de un terreno ocupado ilegalmente en el barrio Villa Lugano de Buenos Aires, que fue demolido el pasado fin de semana.

“Parecía Gaza y me puse a llorar”, reconoció el Pontífice en un mensaje enviado por el papa Francisco a su amigo Gustavo Vera, líder de la Fundación La Alameda que lucha contra la trata de personas y el trabajo forzado en el país natal del Pontífice.

El mensaje fue dado a conocer por el propio Vera. Dicho mensaje respondió a otro que recibió Francisco y que el también diputado por la capital argentina concluyó con la frase “parecía Gaza”. El pontífice confesó que esas palabras lograron sintetizar sus sentimientos.”No entiendo nada. A esa gente, a esas mamás con chicos, los acaricio con mis lágrimas. Cuando regresaba de Corea, en el avión, hable de crueldad. Parece que la crueldad se nos instaló en el corazón”, dijo el líder católico. “Una crueldad vestida con tantos ropajes: ‘qué me importa’, ‘que vayan a trabajar’, es gente insociable’ (.) palabras que no justifican sino que manifiestan tanta crueldad”, dijo.El Papa aseguró su cercanía con esa gente, además de ofrecer sus oraciones y su solicitud para que no los dejen solos. También afirmó estar cerca de quienes se acercan a ellos. Finalmente se despidió “con mucha pena en el corazón”. El “Barrio Papa Francisco” de Villa Lugano se improvisó en un terreno donde estaba ubicado un cementerio de automóviles de la Policía Federal Argentina y hace años fue cedido por el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para la construcción de viviendas. El territorio requiere todavía ser saneado para garantizar la seguridad de los habitantes ante la contaminación persistente.El espacio, que conlinda con la Villa 20, permanecía ocupado desde el 24 de febrero pasado un grupo de personas que reclaman la construcción de habitaciones. Tras el desalojo las precarias casillas allí establecidas fueron demolidas el pasado fin de semana.

Papa | Mensaje

En un mensaje el Papa se mostró conmovido por el derrumbe de un barrio.

Demolición

El asentamiento “Papa Francisco” fue demolido en Buenos Aires, lo que el Pontífice calificó como una “crueldad”.

En el corazón

“Parece que la crueldad se nos instaló en el corazón”, dijo el líder católico. “Una crueldad vestida con tantos ropajes, con palabras que no justifican sino que manifiestan tanta crueldad”.




Volver arriba