Navidad “no es un cuento”

El Papa llama a vivir esta fiesta de forma coherente

El papa Francisco saluda a una integrante de la Acción Católica Italiana, durante una audiencia en la sala del consistorio del Palacio Apostólico

CIUDAD DEL VATICANO (Notimex y EFE).- El papa Francisco pidió ayer a sus seguidores en la red social Twitter vivir la Navidad con coherencia, y luego, tras reunirse con un grupo de jóvenes en El Vaticano, advirtió que “el nacimiento de Jesús no es un cuento”.

“Intentemos vivir la Navidad en coherencia con el evangelio, poniendo a Jesús en el centro de nuestra vida”, fue el mensaje lanzado a más de 10 millones de “followers” distribuidos en las nueve cuentas linguísticas ligadas en @pontifex en la página de “microblogging”.

El líder católico recibió también ayer por la mañana, en la sala del consistorio del Palacio Apostólico del Vaticano, a un grupo de niños de la Acción Católica Italiana.

Como ya es costumbre, Jorge Mario Bergoglio dialogó improvisando con los infantes, a quienes les preguntó si realmente eran conscientes de que Jesús “les quiere mucho y quiere ser su amigo”.

“Si están convencidos de ello, seguramente sabrán transmitir la alegría de esta amistad por todas partes: en casa, en la iglesia, en la escuela, con los amigos. Y por los enemigos, rezar para que se acerquen a Jesús”, indicó.

“Así sabrán dar testimonio con un comportamiento de verdaderos cristianos, dispuestos a echar una mano a los necesitados y también a aquel que no te quiere mucho, sin juzgar a nadie y, sin hablar mal de nadie”, apuntó.

No son buenas personas los que hablan mal de los demás, porque las habladurías no son cristianas y son algo que no se debe hacer, sostuvo. El Papa también insistió que la Navidad “es una historia real”, que sucedió en Belén hace dos mil años, gracias al nacimiento de un bebé que muestra la fidelidad y la ternura del amor sin límites con el que Dios rodea a cada uno. “Por esta razón hacemos una fiesta en Navidad, reviviendo la misma experiencia de los pastores de Belén. Junto a muchos papás y mamás que trabajan duro todos los días, afrontando muchos sacrificios, junto con los niños, los enfermos y los pobres, hacemos esta fiesta, porque es la fiesta del encuentro con Dios en Jesús”, ponderó.

El pontífice advirtió que “con la comida que se tira se podría alimentar a todas las personas que padecen hambre en el mundo”.El nuevo y duro mensaje del Papa por el desperdicio de alimentos fue grabado en un vídeo para la Federación de cartoneros y recicladores argentinos, cuyo texto fue difundido ayer por Radio Vaticana.En el vídeo, dedicado “a los cartoneros y recicladores de todo el mundo”, el Papa, ex arzobispo de Buenos Aires, les animó a seguir desarrollando “formas dignas de trabajo a partir de su tarea ecológica” y a concienciar a las personas “sobre el desperdicio de alimentos”.”Piensen cómo seguir adelante en este trabajo de reciclar lo que sobra. Pero lo que sobra es rico. Hoy en día no nos podemos dar el lujo de despreciar lo que sobra”, explica Jorge Mario Bergoglio.El papa volvió a hacer referencia a la que él define como “cultura del descarte” y fue entonces cuando afirmó que “con la comida que se tira se podría alimentar a todas las personas que padecen hambre en el mundo”.El texto del mensaje del papa, que fue emitido ayer por esta asociación argentina, fue grabado durante una audiencia que mantuvo uno de los representantes de los cartoneros argentinos con el papa en el Vaticano el pasado 5 de diciembre.Francisco aseguró que el reciclar “no es solo ecológico y productivo”, sino que “también implica no desperdiciar los alimentos, porque hay chicos que pasan hambre”.”Cuando ustedes reciclan, hacen dos cosas- un trabajo ecológico y una producción que confraterniza y le da dignidad a su trabajo. Son creativos en la producción y son igualmente creativos en la custodia de la tierra y el mundo con esta dimensión ecológica”.El Papa siempre ha tenido muy presente a los cartoneros argentinos y en la misa inaugural de su pontificado, el 19 de marzo, quiso contar con la presencia, en primera fila, de un representante de estos con su uniforme azul.




Volver arriba