Jesús “se hizo siervo”

El lavatorio de pies, a personas con discapacidad

El papa Francisco realiza el tradicional lavatorio de pies en Roma

ROMA (EFE).- El papa Francisco ofició ayer la misa de Jueves Santo que rememora la Última Cena donde, imitando a Jesús, el Pontífice lavó los pies a doce personas, en esta ocasión discapacitados de la fundación italiana Don Carlo Gnocchi.

El Papa pronunció una homilía improvisada de menos de cinco minutos en la que explicó que el gesto de Cristo de lavar los pies a los doce apóstoles representa la imagen de “un Dios que se ha hecho siervo”.

Expresó que Jesús “realizó un trabajo de esclavos, puesto que la práctica tiene origen en la obligación de éstos de lavar los pies de sus amos antes de que entraran en casa, para no manchar el suelo tras caminar por senderos sin asfaltar”.

En la ceremonia, que además conmemora la oración de Cristo en el huerto de Getsemaní, el Papa se arrodilló frente a estas personas para lavar un pie de cada uno con el agua de una jofaina de plata, secarlo y besarlo.

El más joven fue Osvaldinho, de 16 años, procedente de Cabo Verde y tetrapléjico desde que en agosto del año pasado se lesionara la columna vertebral al zambullirse en el de Marzo en una zona de poca profundidad. La más anciana fue Angélica, de 86 años, quien se encontraba en rehabilitación después de que se cayera y se fracturara la prótesis de cadera que utilizaba.

También estaba Hamed, de 75 años, un musulmán procedente de Libia aquejado por lesiones neurológicas tras sufrir un aparatoso accidente automovilístico.

Francisco no ha sido el primer pontífice en visitar un centro de esta Fundación sino que otros papas como Pío XII, Juan XXIII, Pablo VI, Juan Pablo II o Benedicto XVI también han acogido o visitado a sus integrantes.El año pasado, durante su primera Semana Santa como Papa, Jorge Bergoglio optó por lavar los pies de doce menores recluidos en una cárcel de la capital italiana.




Volver arriba