Francisco es el latinoamericano más relevante de 2013

Ana Mengotti

El Papa Francisco sonríe durante una audiencia de la Curia para los saludos de Navidad en la Sala Clementina del Palacio Apostólico en el Vaticano.- (AP)

BOGOTÁ, Colombia (EFE).- El papa Francisco es el latinoamericano más relevante de 2013, pero las estrellas de la región son numerosas y brillan en todos los campos, desde la política, la economía y las artes, hasta la gastronomía, la tecnología, el deporte y la realeza.

Los nombres de José Mujica, Roberto Azevedo, Enrique Peña Nieto, Carlos Slim, Juan Manuel Santos, Michelle Bachelet, Máxima Zorreguieta, Gastón Acurio, Paulina García, Mariana Rondón, Luis Von Ahn, Leo Messi, Nairo Quintana y otros muchos han trascendido este año las fronteras de América Latina.

Sin embargo, es Francisco, el primer papa argentino y latinoamericano de la historia, elegido en marzo pasado, el que ha conquistado el mundo con su humildad, valentía y franqueza.

“Lo que hace tan importante a este Papa es la rapidez con la que ha capturado la ilusión de millones (de personas) que habían abandonado toda esperanza” con respecto a la Iglesia católica, señaló la revista estadounidense Time cuando el pasado 11 de diciembre anunció que Francisco es la Persona del Año.

La revista Forbes declaró en octubre al Pontífice la cuarta persona más poderosa del planeta, precedido del presidente de Rusia, Vladimir Putin, el de EE.UU., Barack Obama, y el secretario general del Partido Comunista de China, Xi Jinping.

Nacido también a orillas del río de la Plata, el presidente de Uruguay, el exguerrillero José Mujica, es una estrella ascendente, con un lugar en la lista de “pensadores globales” de la revista Foreign Policy, por mantener los pies sobre la tierra y su desapego de las cosas materiales y de los preceptos ideológicos.

Pero si por algo ha destacado este año es por haber hecho de Uruguay el primer país del mundo en legalizar la marihuana, una iniciativa para plantarle cara al narcotráfico.

Por ser “modesto pero audaz, liberal y amante de la diversión”, la revista The Economist ha declarado a Uruguay, “país del año”.

Otro presidente reconocido internacionalmente es el mexicano Enrique Peña Nieto por embarcarse en la complicada tarea de modernizar el marco institucional de su país, como han destacado Foreign Policy y la publicación digital Latinvex, que acaba de nombrarle líder del año en América Latina.

La revista ha calificado de “evento histórico transformativo” la reforma energética que Peña Nieto ha logrado sacar adelante para acabar con el monopolio estatal en ese sector y que se espera que sea un imán para las inversiones en México.

A Juan Manuel Santos, presidente de Colombia, los esfuerzos por lograr la paz en su país, después de medio siglo de conflicto armado, mediante un diálogo con la guerrilla que ya ha cumplido un año, le siguen generando elogios y premios, como el que entregó el Centro Woodrow Wilson en Nueva York en septiembre.

El brasileño Roberto Azevedo, director general de la Organización Internacional de Comercio (OMC) desde este año, ha superado el importante desafío de sacar al organismo de la “inmovilidad”.

El pasado 7 de diciembre la OMC alcanzó en Bali un acuerdo calificado unánimemente de “histórico” que permitirá avanzar en la liberación del comercio internacional.

El empresario mexicano Carlos Slim perdió este año el título de hombre más rico del mundo, que pasó al fundador de Microsoft Bill Gates, de acuerdo con Forbes, pero sigue siendo líder de las telecomunicaciones en América Latina.

Esta misma semana América Móvil anunció que concluyó la instalación de un cable submarino de fibra óptica de 17.800 kilómetros que garantiza la capacidad de tráfico y redundancia para voz, datos y vídeo en México y el resto de América por 20 años.

La argentina Máxima Zorreguieta, economista de profesión y asesora especial del secretario general de Naciones Unidas para las Finanzas de Inclusión para el Desarrollo, fue coronada reina consorte de Holanda en 2013, un título que le llega después de haberse ganado las simpatías de su pueblo de adopción.

Michelle Bachelet hizo historia al convertirse en la primera presidenta chilena en ser reelegida, pero su compatriota la actriz Paulina García se ha llevado aplausos en todo el mundo y un Oso de Plata en Berlín por su actuación en “Gloria”.

El cocinero Gastón Acurio puso la gastronomía peruana en el podio de los ganadores, con el Premio Mundial de la Gastronomía de la White Guide de Suecia y los reconocimientos internacionales recibidos por su restaurante Astrid & Gastón de Lima.

Una venezolana, Mariana Rondón, ganó con su película “Pelo malo” la Concha de Oro, el mayor premio del festival de San Sebastián (España), que nunca antes en sus 61 años de historia había distinguido a una cineasta latinoamericana.

El guatemalteco Luis von Ahn, considerado un genio informático y millonario desde que en 2009 vendió a Google su programa de seguridad informática reCaptcha, está empeñado en enseñar idiomas de forma gratuita a través del programa Duolingo, declarado por Apple la mejor aplicación de 2013.

En deportes el futbolista argentino Leo Messi sigue siendo el rey a nivel mundial y es el único candidato de América Latina al Balón de Oro, cuyo ganador se conocerá el próximo 13 de enero.

Sin embargo, un humilde ciclista colombiano de 23 años y 56 kilos de peso, Nairo Quintana, del equipo Movistar, también ha hecho correr tinta este año al quedar subcampeón en el Tour de Francia.

Como dijo este año el escritor chileno Antonio Skármeta en una entrevista con Efe en Sao Paulo, “hay un sentimiento de que América Latina hoy es parte del imaginario universal”.

“No es solamente un dato anecdótico, no es un par de canciones, tampoco una película exitosa, un premio más o un premio menos, es un continente que produce una variedad de aspectos y realizaciones culturales, económicas, políticas, diplomáticas que lo han establecido muy sólidamente en el panorama mundial”.




Volver arriba