Fiscalía de Roma archiva la investigación sobre expresidente banco vaticano

 

ROMA (EFE).- La Fiscalía de Roma archivó la investigación contra el expresidente del Instituto para las Obras de Religión (IOR) conocido como el Banco del Vaticano, Ettore Gotti Tedeschi, destituido debido a las acusaciones de irregularidades en la gestión de la entidad.

El sobreseimiento del caso se produjo en febrero pero no fue comunicado hasta hoy.

Los medios italianos se hacen eco hoy de una nota en la que Gotti Tedeschi pide a sus abogados que tomen una serie de iniciativas legales para reaccionar ante los numerosos ataques mediáticos de los últimos años.

El 24 de mayo de 2012, El Consejo de Supervisión del IOR, máximo órgano de control de la entidad vaticana, cesó a Gotti Tedeschi por unanimidad, “al no haber desarrollado varias funciones de primera importancia para su cargo”.

Gotti Tedeschi estaba siendo investigado por la Fiscalía de Roma por una supuesta violación de las normas sobre la prevención del blanqueo de dinero, que había llevado a la magistratura ha secuestrar 23 millones de euros del IOR.

En la nota que publican hoy los medios, los abogados de Gotti Tedeschi, Fabio Marzio Palazzo y Stefano Maria Commodo, explican que “tras un largo periodo de silencio y de espera y ahora que el caso se ha aclarado, se tomarán las iniciativas judiciales necesarias para reaccionar ante los numerosos ataques mediáticos que han denigrado su figura humana y profesional.

Gotti Tedeschi siempre había defendido su profesionalidad y aseguró que “un error de procedimiento” fue usado para atacar al IOR y al Vaticano en particular y que las operaciones financieras eran “transparentes y no había nada que esconder, ya que se trataba de un traspaso de fondos del propio IOR”.

El Banco del Vaticano ha sufrido numerosos escándalos, el último el de julio de 2013, cuando dimitieron el director general, Paolo Cipriani, y el vicedirector, Massimo Tulli, después de la detención de tres personas, entre ellas el prelado Nunzio Scarano, acusadas de fraude y corrupción en el marco de una investigación sobre supuestas irregularidades financieras en la entidad.

El Vaticano ha ido creando organismos para reforzar la vigilancia del banco y ha emprendido su reforma.

El papa Benedicto XVI nombró al abogado alemán Ernest von Freyberg, de 55 años, nuevo presidente del IOR y creó una comisión cardenalicia de vigilancia que fue confirmada por Francisco.

A su vez, el papa argentino creó otro organismo formado por cinco personas para que comenzasen a estudiar la reforma de la entidad.

El IOR, con sede en la Ciudad del Vaticano, fue fundado por Pío XII en 1942 y tiene personalidad jurídica propia. En él trabajan 112 personas y dispone de 12 ventanillas. Su única sede está en el Vaticano.

Como parte de la operación de transparencia emprendida por Benedicto XVI y Francisco, el pasado 1 de octubre el Banco del Vaticano publicó por primera vez su balance anual y declaró un beneficio neto de 86,6 millones de euros en 2012, de los que 54,7 millones fueron a las arcas de la Santa Sede.




Volver arriba