Familiares de indocumentados protestan en Vaticano por visita de Obama

Familiares de indocumentados protestan en Vaticano por visita de Obama

CIUDAD DEL VATICANO (Notimex).- Un grupo de familiares de indocumentados hispanos en Estados Unidos, en su mayoría de origen mexicano, protestaron hoy en las inmediaciones del Vaticano durante la visita del presidente Barack Obama.

El grupo, compuesto por unas 15 personas, se colocó en la Vía de la Conciliación, la gran avenida que une la Plaza de San Pedro con la ciudad de Roma, la cual se encontraba blindada por un fuerte operativo de seguridad.

Portando camisetas con la inscripción ‘indocumentado y sin miedo’ además de pancartas con la frase ‘legalización sí, deportación no’, ellos pretendían sólo permanecer pacíficamente parados a la orilla del camino cuando circulase la delegación estadunidense.

Además llevaban un estandarte de la Virgen de Guadalupe junto al mensaje ‘alto a las deportaciones’ y ‘queremos unificación en las familias’.

‘La policía dijo que no podíamos manifestarnos, que nos teníamos que ir. Como seguimos con nuestro mensaje nos dijeron que esa era la primera llamada, que a la segunda nos iban a arrestar’, contó una de las manifestantes, Alicia Flores, en declaraciones a Notimex.

De hecho los uniformados fueron empujando al grupo compuesto en su mayoría por mujeres y niños. Los uniformados no se detuvieron ni siquiera ante una señora que portaba un paraguas.

‘Pudimos manifestarnos, queríamos que el presidente Obama y el mundo se dieran cuenta que estamos aquí, que vinimos hasta El Vaticano a seguir luchando por esa reforma migratoria aunque la policía nos corrió, el mensaje lo pudimos mandar y eso es lo importante’, dijo la activista de la Hermandad Mexicana Transnacional.

‘Tenemos muchas esperanzas de que, cuanto menos, el presidente Obama pare las deportaciones porque eso sí está en su poder, entonces creemos que es algo inhumano que sigan separando a las familias, que los niños sigan sufriendo y tenga este terror entre los niños que son ciudadanos y tienen derecho a ser felices’, agregó.

El grupo, representativo de varias organizaciones de defensa a los derechos de los hispanos en Estados Unidos, llegó hace algunos días a Roma y la víspera participó en la audiencia general con el Papa Francisco en la Plaza de San Pedro.

Una de ellos, la niña de 10 años Jersey Vargas, logró hablar con el pontífice y le pidió que tocase el tema de los migrantes con Obama, con quien Francisco se reunió por unos 52 minutos en el Palacio Apostólico del Vaticano.

La solicitud de la infante dio sus frutos porque, entre los temas indicados como parte del diálogo por una declaración de la Santa Sede, se incluyó a la reforma migratoria.

‘Esperemos que podamos haber hecho un cambio hoy con la ayuda del Papa Francisco. Creemos que el mensaje lo pudimos mandar, la lucha sigue, sabemos que no es fácil, probablemente hoy no termine’, indicó Alicia Flores.

‘El 1 de mayo vamos a hacer una manifestación masiva en Los Angeles, esperamos que la comunidad aprenda de Jersey que es una niña muy valiente, que vino sin su familia, ella les puso el ejemplo, que no tengamos miedo y salgamos a pedir lo que necesitamos, lo que queremos, una reforma migratoria’, agregó.

La delegación regresará a Estados Unidos el próximo sábado.- Por Andrés Beltramo Alvarez

 




Volver arriba