Estudia el Papa Francisco visitar frontera norte de México

Por Andrés Beltramo Alvarez

CIUDAD DEL VATICANO (Notimex).- El Papa Francisco ha consultado en las últimas semanas a varias personas de su confianza sobre diversas ciudades del norte de México, de cara al viaje apostólico que cumplirá a ese país.

Así lo revelaron a Notimex fuentes de la Santa Sede, que destacaron el deseo del pontífice por visitar tanto la frontera mexicana con Estados Unidos, como el santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, en la capital del país.

El pasado 7 de junio Jorge Mario Bergoglio recibió en el Vaticano al presidente de México, Enrique Peña Nieto, y durante la audiencia privada que ambos sostuvieron le confirmó que realizará una visita apostólica a su país, pero no especificó fecha.

Ese mismo día el portavoz papal, Federico Lombardi, confirmó a Notimex que el pontífice ‘aceptó con mucha alegría’ la invitación, aunque precisó que todavía no existen una fecha ni un programa establecidos para la gira.

No obstante, las fuentes consultadas dieron por hecho que la visita a tierras mexicanas se realizará con motivo de un viaje a Estados Unidos, previsto para la segunda mitad del año próximo.

Del 22 al 27 de septiembre de 2015 se llevará a cabo en Philadelphia (Pennsylvania) la VIII Jornada Mundial de las Familias, un encuentro que reunirá a católicos de todo el mundo y para el cual se espera la participación del obispo de Roma.

De hecho, aunque todo requiere de una confirmación oficial, se piensa en aprovechar la oportunidad para una visita del Papa a Nueva York, donde podría dirigir un discurso en la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Esta sería la oportunidad ideal para que cumpla una etapa en México, visitando una ciudad del norte. Esa idea la habían compartido con el pontífice los obispos mexicanos, con los cuales se reunió en mayo pasado en el Vaticano.

Del 12 al 31 de ese mes, unos 118 pastores cumplieron su visita ‘ad limina apostolorum’, una gira de trabajo que los obispos de cada uno de los países llevan a cabo a la Santa Sede (cada siete años) para informar sobre la situación en sus respectivas diócesis.

El Papa tomó el consejo y se informó sobre un posible destino en el norte del país, desde el cual acercarse a la dramática realidad de la migración ilegal y mandar un mensaje de impacto regional.

Por lo pronto la relación entre México y el Vaticano se ha reforzado en las últimas semanas, no sólo gracias a la audiencia entre el presidente y el pontífice, sino también por el anuncio de una inminente visita al país del ‘número dos’ de la Santa Sede, el secretario de Estado, Pietro Parolin.

 




Volver arriba