‘En la Legión de Cristo no entran ingenuos’: Robles Gil

CIUDAD DEL VATICANO (Notimex).- El flamante director de los Legionarios de Cristo, Eduardo Robles-Gil, aseguró que en esa congregación ‘ya no entran ingenuos’ porque todos sus seminaristas y sacerdotes conocen perfectamente el pasado inmoral de su fundador.

‘El caso de (Marcial) Maciel para nosotros está cerrado. Reconocemos el mal que hizo y su doble vida. Con nuestra declaración este asunto quedó ya en el pasado’, aseguró en entrevista.

A pocos días de la conclusión –el 25 de febrero- del Capítulo general extraordinario, la asamblea en la cual se eligieron superiores y se aprobaron nuevos estatutos internos, el superior de la Legión abordó con Notimex el presente y el futuro de ese instituto religioso de turbulento pasado próximo.

Reconoció que no obstante el Capítulo, el máximo órgano directivo de la congregación, haya aceptado públicamente todos los abusos cometidos por el fundador y haya cerrado definitivamente con su herencia, pueden existir algunos legionarios que no coincidan con esa visión.

‘Cada legionario tiene sus pensamientos personales, no estamos programados para que cada quien piense igual y se ha visto en los últimos años. Si alguien va a Cotija, ¿por qué lo hace? Nosotros no podemos meternos en las mentes de ellos’, estableció.

Añadió también que si bien se reconocieron ‘ciertas responsabilidades’ en un manejo errado del caso Maciel de parte de superiores anteriores que todavía tienen puestos directivos en la Legión, no se actuará contra ellos.

‘Con eso se termina’ el proceso en torno al fundador, aclaró. Precisó que las equivocaciones se cometieron específicamente ‘en el tiempo en el cual se comunicó la situación de Maciel’, pero sostuvo que se trató de ‘errores de juicio’.

‘Las críticas quedan, la mancha queda, somos Legionarios de Cristo y tenemos eso en nuestra historia. De alguna manera aceptamos que en nuestra historia existen situaciones que no están bien, intentamos seguir adelante aprendiendo las lecciones y buscando ser mejores’, apuntó.

Asimismo estableció que está pendiente la redacción de una verdadera historia de la Legión de Cristo porque hasta ahora los libros existentes reportan hechos y fechas verdaderas pero muchas obras de la congregación las atribuyen al fundador, cuando fueron otros los responsables de los resultados positivos.

Por eso los mismos legionarios están trabajando en poner ‘en blanco y negro’ una cronología para que, posteriormente ‘alguien más’ pueda reconstruir la historia.

Reconoció también que muchos relatos del propio Maciel eran exagerados y distorsionados, lo cual hace poco creíble la reconstrucción actual. ‘Qué tanto él fantaseó, eso ya no lo podemos saber’, insistió.

‘Cuando alguien hoy entra a la Legión de Cristo sabe que nuestro fundador no se comportó para nada bien. Eso no lo puedes negar y quien entra sólo debe leer un periódico o buscar en internet para darse cuenta de muchas cosas. Hoy no entran ingenuos, entran sabiendo’, apuntó.

Reveló además que los superiores están comprometidos en evitar que los abusos contra menores se vuelvan a repetir y por eso han establecido medidas concretas.

‘Por una parte en la selección de los candidatos al sacerdocio, con un camino de formación para que estemos seguros que llegan a ordenarse personas dignas. Habrá más rendición de cuentas, eso implica que nadie está libre de ser vigilado, hay códigos de conducta para prevenir todo lo que es prevenible’, dijo.

‘Pero siempre está la libertad humana para comportarse mal. Podemos asegurar tajantemente que si eso ocurre no lo vamos a dejar pasar’, apuntó.

En cuanto al tema económico interno, Robles-Gil precisó que le tocará afrontar una situación de desmedido endeudamiento por un crecimiento insostenible de obras de la congregación que llevaron a pedir numerosos préstamos.

Estableció que una comisión económica dictaminó que no hubo malversación de fondos a nivel institucional, aunque aceptó que Maciel hizo un uso abusivo y personalista de muchas de las donaciones que recibió.

‘En realidad tenía su ‘caja grande’. Pero no había en la economía de las obras de apostolado y de los territorios, un mal manejo. Además de eso está el manejo de la deuda. ¿Por qué nos endeudamos tanto? Ese es un tema pendiente’, explicó.

‘Adquirimos mucha deuda porque crecimos de manera desmedida. No artificial, pero sí con un impulso de crecimiento más allá del tamaño real’, ponderó.

Entre los otros temas pendientes incluyó la desunión interna, con miembros que abandonaron la Legión y otros que se quedaron pero se encuentran inquietos, además del trabajo con los nuevos gobiernos de mujeres y hombres consagrados en el movimiento Regnum Christi.

Agregó a la lista la urgencia por retomar el ‘esfuerzo apostólico’, el trabajo en las obras de la congregación después de haber dedicado gran tiempo a analizar la propia vida y a redactar unos nuevos estatutos internos.

Ese reglamento, llamado Constituciones, fueron votado por el Capítulo y el resultado fue entregado al Papa Francisco, quien deberá aprobarlo definitivamente.

‘Son estatutos válidos sólo para nosotros, por lo tanto no pretendemos que sean secretos. Cuando las apruebe el Santo Padre las haremos públicas, antes no podemos ponerlas a disposición. Entrarían en vigor cuando recibamos la autorización definitiva, pero podrían pasar hasta seis meses’, ponderó.- Por Andrés Beltramo Alvarez 




Volver arriba