El Vaticano comienza a poner las bases de su “ministerio” de Economía

CIUDAD DEL VATICANO.   (EFE).- El Vaticano reunirá el próximo 2 de mayo a su nuevo Consejo de Economía, el órgano que tutelará el “ministerio” de Economía de la Santa Sede cuya creación anunció el papa Francisco el pasado febrero.

El portavoz vaticano, Federico Lombardi, anunció hoy la reunión y precisó que ese primer encuentro servirá para preparar los estatutos de la Secretaría, cuya misión será gestionar y reformar las actividades económicas y administrativas de la Santa Sede.

El Consejo de Economía está formado por quince miembros, ocho cardenales y siete laicos (entre estos el español Enrique Llano Cueto) y se ocupará de preparar las directivas que tiene que seguir la Secretaría de Economía.

Está presidido por el arzobispo de Múnich y Frisinga, Reinhard Max, y sus miembros son además, el arzobispo de Lima, Juan Luis Cipriani Thorne; el de Ciudad de México, Norberto Rivera Carrera; el de Galveston-Houston (EEUU), Daniel Di Nardo; el arzobispo de Durban (Sudáfrica), Wilfrid Fox Napier; el de Burdeos (Francia), Jean-Pierre Ricard; el de Hong Kong, John Tong Hon y el vicario general del papa en Roma, Agostino Vallini.

Los miembros laicos son el maltés Joseph F.X. Zahra, el francés Jean-Baptiste de Franssu, el canadiense John F. Kyle, el alemán Jochen Messemer, el italiano Francesco Vermiglio, y el singapurés George Yeo, además del español Llano Cueto.

Lombardi anunció esta primera reunión del Consejo al dar cuenta ante la prensa de la cuarta reunión del Consejo de Cardenales, nombrado por el papa para reformar la curia y que comenzó el lunes con la presidencia del papa Bergoglio.

A la creación del “ministerio” de economía se llegó tras las recomendaciones de la comisión encargada de abordar la estructura económica y administrativa de la Santa Sede (COSEA), que fueron aprobadas por el Consejo de cardenales y por la Comisión G-15 (Comisión para el estudio de los problemas organizativos y económicos de la Santa Sede, G-15).

La Secretaría de Economía fue presentada como una instancia destinada a dar credibilidad y transparencia a las cuentas y a las posesiones del Vaticano, pero también, como explicó en su momento el propio Lombardi, para invertir “mejor las finanzas vaticanas entre los pobres y marginados”.

El cardenal George Pell, actual arzobispo de Sydney, es el Prefecto de este “ministerio” de Economía del Vaticano y el pasado 4 de abril se anunció el nombramiento del profesor italiano Franco Dalla Sega como consultor especial para la reorganización de las finanzas vaticanas.

Lombardi dijo sobre el Consejo de Cardenales que “el trabajo por hacer es todavía mucho”, antes de agregar que este órgano, conocido como el “G8” vaticano (por los ocho miembros que lo componen) probablemente termine sus tareas “más bien” en 2015.
El portavoz agregó que, además de los ocho cardenales, participa “regularmente” en la reunión el secretario de Estado vaticano, cardenal Pietro Parolin.

Lombardi explicó que el Consejo de Cardenales, cuya reunión está previsto que concluya mañana, miércoles, analiza los Consejos Pontificios, en primer lugar con una “reflexión general” sobre esos organismos de la Curia romana.

Estos consejos, formados por laicos y clérigos, estudian diversos aspectos de la doctrina y el gobierno de la Iglesia católica, dependen de la autoridad papal y en la actualidad hay doce.

En las reuniones anteriores del Consejo de Cardenales se analizaron las Congregaciones de la curia romana, recordó el portavoz.
Lombardi confirmó que la próxima reunión del “G8” está previsto que se celebre entre los días 1 y 4 del próximo mes de julio.

Etiquetas:,