El papa pide a los brasileños que se movilicen contra la trata de personas

El papa pide a los brasileños que se movilicen contra la trata de personas

CIUDAD DEL VATICANO (EFE).- El papa Francisco pidió hoy a los brasileños que se movilicen contra “la plaga social” que supone la trata de seres humanos, pues “la dignidad es igual para todos”, en un mensaje que envió a los fieles de ese país latinoamericano con motivo del inicio del periodo de la Cuaresma.

“Fraternidad y trata de seres humanos”, es el tema central propuesto por los obispos brasileños para el periodo litúrgico que empieza este Miércoles de Ceniza con el lema “Cristo nos ha liberado para que seamos libres”.

De este modo, el papa Francisco en su mensaje pidió a los brasileños que se movilicen contra la plaga social que supone la trata de seres humanos, como Dios pidió a los más necesitados ser libres y ayudar a ser libres también a sus hermanos.

“¡No es posible permanecer indiferentes sabiendo que existen seres humanos comprados y vendidos como mercancías! Tengamos en cuenta a los niños a los que se les extraen órganos, a las mujeres engañadas y obligadas a prostituirse, a los trabajadores explotados, sin derechos, sin voz”, lamentó el pontífice en su mensaje.

“Llegados a este punto, es necesario un profundo examen de conciencia- ¿cuántas veces toleramos que un ser humano sea considerado un objeto, expuesto para ser vendido como un producto o para satisfacer deseos inmorales?”, agregó el papa argentino, para responder que aquellos que usan y explotan a los seres humanos indirectamente se vuelven cómplices de este abuso.

Francisco también pidió a los fieles brasileños que reflexionen sobre la existencia de este abuso en el plano familiar.

“Padres que esclavizan a sus hijos, hijos que esclavizan a sus padres, cónyuges que olvidaron la llamada de este don, se explotan como si fueran productos de consumo, de usar y tirar, ancianos sin un lugar en la sociedad y niños y adolescentes sin voz”, enumeró Jorge Mario Bergoglio, quien subrayó la gran cantidad de ataques a los que están expuestos los valores de la familia y de la misma convivencia social.

“¿Cómo se puede anunciar la alegría de la Pascua sin ser seres solidarios con aquellos a los que se les niega su propia libertad?”, preguntó el pontífice.

“La dignidad humana es igual para todos los seres humanos- cuando se golpea la del otro, golpeo también la mía. Es la libertad para la que Cristo nos ha liberado”, concluyó.




Volver arriba