El “banco vaticano” fue inspeccionado en el primer trimestre de 2014

 

CIUDAD DEL VATICANO (EFE).- El Instituto de Obras de Religión (IOR), conocido como el “banco del Vaticano”, fue sometido a una “primera inspección” durante los primeros meses de 2014, informó hoy la Autoridad de Información Financiera (AIF) de la Santa Sede.

El director de este organismo creado en 2010 para vigilar la transparencia financiera del estado vaticano, René Brülhart, explicó hoy a la prensa los resultados de la actividad de la AIF en los últimos meses y citó esa inspección al IOR.

“En el trimestre inicial de 2014, la AIF realizó la primera inspección in situ del IOR para verificar la aplicación de las medidas tomadas para prevenir y luchar contra el blanqueo de dinero y la financiación del terrorismo”, dijo Brülhart, informó la Santa Sede en un comunicado.

Esa inspección dio como resultado la confirmación de un “progreso sustancial” por parte del IOR en los últimos doce meses y que la AIF ponga en práctica un “plan de acción” para la “adaptación plena” de los dispositivos legales aprobados en octubre de 2013.

Ese mes el Vaticano anunció la adopción de la ley “para las normas en materia de transparencia, de vigilancia e información financiera”, con la que busca prevenir actividades ilegales monetarias.

Esta ley da continuidad a las disposiciones del decreto del Gobierno y al “motu proprio” (ley papal) del papa Francisco del pasado 8 de agosto, cuando se creó un comité supervisor financiero para la Santa Sede y el Estado del Vaticano.

Correspondía a la nueva batería de reformas sobre la economía y las finanzas vaticanas, muy cuestionadas, sobre todo, por el papel de su banco, el IOR.

El director de la AIF aseguró que actualmente el Vaticano dispone de “un sistema correcto y equivalente en marcha para prevenir y combatir el crimen financiero. Un sistema que cumple con los estándares internacionales”.

Brülhart dijo que se ha constatado un “aumento notable” de los informes relativos a “transacciones sospechosas” en 2013, año en el que se detectaron 202, frente a las solo 6 del año precedente, y dijo que eso es consecuencia de la entrada en vigor de las nuevas normas.

En cinco casos se ha transmitido la información al Promotor de Justicia para que haya una investigación en profundidad por parte de las autoridades judiciales, añadió.

Brülhart consideró que esto refleja tanto el desarrollo del marco legal como “una mejora sustancial en el comportamiento operativo de las entidades supervisadas en relación con la prevención del crimen financiero”.

También se produjo en 2013 un salto destacable en las peticiones dirigidas por la AIF a autoridades extranjeras- de 1 en 2012 hasta 28 el año pasado.

Lo mismo ocurrió con las solicitudes enviadas al Vaticano- aumentaron de 3 en 2012 hasta las 53 en 2013 y Brülhart estimó que esto se debe al aumento de la cooperación internacional como consecuencia de los acuerdos bilaterales alcanzados.

Precisó que se han firmado este tipo de acuerdos (memorandos de entendimiento) con Alemania, Italia, Holanda, Eslovenia y Estados Unidos.

También por los mayores controles aplicados, dijo Brülhart, se ha reducido el número de declaraciones relacionadas con operaciones en metálico por encima de los 10.000 euros- pasaron de 1.782 en 2012 a 1.557 para las salidas y de 598 a 550 para las entradas.




Volver arriba