El banco vaticano, bajo la lupa

El Papa reorganiza a la comisión que vigila al instituto

1_160114p2dos01photo01

CIUDAD DEL VATICANO (EFE).- El papa Francisco adoptó ayer nuevas medidas a fin de reorganizar el banco del Vaticano y designó a nuevos cardenales para integrar la Comisión cardenalicia -creada por Benedicto XVI- para vigilar el Instituto para las Obras de Religión (IOR).

La oficina de prensa del Vaticano informó de la decisión del Papa de renovar esta comisión creada por su antecesor. En febrero de 2013, Benedicto XVI había renovado la comisión por un quinquenio, pero ayer Francisco introdujo cambios entre sus miembros, a excepción del presidente del Pontificio Consejo para el diálogo interreligioso, Jean-Louis Tauran, que seguirá formando parte de este organismo.

Los designados

Los nuevos miembros del grupo serán el nuevo Secretario de Estado, Pietro Parolin , el español Santos y Abril, arcipreste de la Basílica papal de Santa María la Mayor y miembro de varias congregaciones vaticanas; el arzobispo de Viena, Christoph Schönborn, y el de Toronto, Thomas Christopher.

El vocero del Vaticano, el padre Federico Lombardi, precisó que el presidente podría ser elegido “por la misma Comisión en los próximos días”.

Según algunos medios, el español Santos y Abril puede ser designado el futuro presidente de esta comisión.

Dejan su puesto quien era presidente de esta comisión y ex secretario de Estado, Tarcisio Bertone; el presidente de la Administración del Patrimonio Apostólico de la Sede Apostólica (Apsa), Domenico Calcagno; el Arzobispo de Sao Paulo, Brasil, el cardenal Odilo Pedro Scherer, y Telesphore P. Toppo, arzobispo de Ranchi, India.

La Comisión Cardenalicia, explica el IOR en su página web, se reúne un mínimo de dos veces al año para examinar las cuentas, las cuales son auditadas de manera externa aplicando los estándares internacionales de contabilidad (IAS). Entre sus funciones está la de examinar informes sobre procesos de negocios importantes y la estrategia presentada por el presidente del Consejo de Superintendencia.Asimismo, supervisa la adhesión a las normas estatutarias y nombra a los miembros del Consejo de Superintendencia.

Por otro lado, el papa Francisco incluyó ayer al arzobispo de Perugia y futuro cardenal italiano Lorenzo Baldisseri entre los consejeros de la Comisión Pontificia para América Latina, que, tras la confirmación del Pontífice, continuará con los mismos integrantes.

Se trata de Lorenzo Baldisseri quien, como secretario del colegio Cardenalicio, dio al papa Francisco el solideo blanco al ser elegido pontífice en el cónclave del pasado marzo.El padre Baldisseri fue nombrado el pasado 21 de septiembre secretario general del Sínodo de Obispos y, durante el Ángelus del pasado domingo, Francisco anunció que recibiría la púrpura en el consistorio del próximo 22 de febrero.

El nombramiento del padre Baldisseri fue el único cambio en la comisión. Se confirmó a los demás.

A la cabeza de este órgano de la Iglesia continuarán el cardenal canadiense Marc Ouellet como presidente y al profesor uruguayo Guzmán Carriquiry como secretario.

Del mismo modo, confirmó a los 25 cardenales y monseñores, en su mayoría latinoamericanos -incluyendo a Norberto Rivera Carrera y Emilio Carlos Berlie Belaunzarán-, que forman parte de la comisión.

Este órgano de la Curia romana fue fundado el 21 de abril de 1958 por el papa Pio XII para la defensa de la fe y la difusión de la doctrina católica en el continente latinoamericano.

Audiencia | Catequesis

El Papa continuó ayer la catequesis que comenzó la semana pasada sobre el sacramento del Bautismo.

Fuente de fe

A los enfermos, el Santo Padre les exhortó a “sacar del Bautismo la fuerza para afrontar momentos de dolor y desaliento”. Asimismo, a las parejas de recién casados les animó a saber traducir “los compromisos del Bautismo en vuestro camino de vida familiar”.

“Discípulo misionero”

“A través del Bautizo cada uno de nosotros se convierte en un discípulo misionero. Por un lado, nunca dejamos de ser discípulos, de aprender, de recibir; por otro, estamos llamados a la misión, a compartir lo que hemos recibido: la experiencia de amor, la fe en la Trinidad”.




Volver arriba