Detienen en Italia a monseñor del Vaticano

Por NICOLE WINFIELD 

Monseñor Nunzio Scarano fue detenido por presunto contrabando de dinero

CIUDAD DEL VATICANO (AP).- Un monseñor del Vaticano que ya está siendo enjuiciado por presuntamente orquestar el contrabando de 20 millones de euros (26 millones de dólares) de Suiza a Italia fue detenido el martes en un caso separado bajo el cargo de usar sus cuentas en el banco de la Santa Sede para lavar dinero

La policía financiera en la ciudad meridional de Salerno dijo que monseñor Nunzio Scarano, apodado “Monseñor 500 Euros” por sus presuntos billetes favoritos, transfirió millones de euros en donaciones ficticias de empresas extranjeras a través de sus cuentas en el Instituto para las Obras de Religión, el nombre oficial del banco del Vaticano.

La policía indicó que fueron confiscados 6.5 millones de euros en cuentas bancarias y bienes inmuebles, incluido el lujoso apartamento de Scarano en Salerno, lleno de pinturas al óleo con marcos dorados, vasijas de cerámica y otras antigüedades.

Un sacerdote local también fue colocado bajo arresto domiciliario, mientras que un notario público fue suspendido por su presunta participación en el plan para lavar dinero. Cincuenta y dos personas están siendo investigadas, señaló la policía.

El abogado de Scarano, Silverio Sica, dijo que su cliente simplemente aceptó donaciones de personas que creyó actuaban de buena fe a fin de crear un hogar para enfermos desahuciados. Sin embargo, admitió que Scarano usó el dinero para pagar una hipoteca.

“Seguimos manteniendo enérgicamente que don Nunzio Scarano actuó de buena fe y con la absoluta certeza de que el dinero procedía de donaciones legítimas”, dijo Sica a The Associated Press. La investigación de Salerno ya había comenzado cuando Scarano fue detenido en junio en Roma por las acusaciones de contrabando.

La fiscalía y Sica han dicho que el dinero involucrado tanto en el caso de contrabando suizo como en el caso de lavado de dinero de Salerno se originó en el interior de una de las familias navieras más importantes de Italia, los d’Amico.

La policía financiera dijo el martes que los d’Amico habían puesto a disposición de Scarano más de 5 millones de euros vía empresas en el extranjero. La policía y Sica describieron el plan de lavado como sigue: Scarano presuntamente retiró 555,248 euros en efectivo de su cuenta en el Vaticano en 2009 y los trasladó a Italia.

Como no podía depositarlos en un banco italiano sin generar sospechas, eligió a 50 amigos para que aceptaran 10,000 euros cada uno en metálico a cambio de un cheque o una transferencia electrónica por esa misma cantidad. Luego el dinero fue aplicado para pagar una hipoteca de una propiedad de Salerno que está a nombre de una compañía de la que Scarano es propietario en parte.

La familia D’Amico, de Salerno, negó su participación en un comunicado del 1 de julio. La firma que le maneja las relaciones públicas no respondió de inmediato a una solicitud el martes para solicitarles más comentarios al respecto. Nadie en la familia ha sido arrestado en ninguno de los casos.

Scarano fue cesado en su cargo como contador en la principal oficina financiera del Vaticano, y funcionarios de la Santa Sede congelaron sus cuentas en el banco tras su detención. El fiscal del Vaticano dijo la semana pasada que la Santa Sede respondió a las dos peticiones oficiales de Italia para que proporcionara información sobre las cuentas de Scarano, al tiempo que solicitó ayuda a las autoridades italianas en su propia investigación al clérigo por el presunto lavado de dinero.

La pesquisa del Vaticano sobre la actividad bancaria de Scarano mostró que unos siete millones de euros habían ingresado y salido de sus cuentas en el banco durante la última década. Su detención en junio derivó en la renuncia de los dos principales gerentes del banco del Vaticano y aceleró las gestiones para hacer que el problemático instituto se ajuste a las normas internacionales contra el lavado de dinero.

El papa Francisco, quien ha dado prioridad a la reforma del banco del Vaticano, designó una comisión investigadora para examinar sus actividades y estructura legal. La primera detención de Scarano en el caso de contrabando fue reducida a arresto domiciliario debido a su mala salud.

Sica dijo que el prelado cumplirá la nueva detención igualmente bajo arresto domiciliario. En el caso de contrabando en Roma, los fiscales dicen que Scarano, un financiero y un oficial de los carabineros orquestaron un complejo plan para transportar 20 millones de euros en un jet privado desde Suiza a Italia con el fin de evitar el pago de impuestos aduanales.

El proyecto se desmoronó porque el financiero se arrepintió en el último momento. Sica ha dicho que en ese caso Scarano sólo estaba actuando como intermediario.




Volver arriba