Desafío para la Iglesia: Uniones gay con hijos, una realidad

CIUDAD DEL VATICANO (EFE).— El papa Francisco considera que las distintas realidades personales que se dan en la sociedad actual, como la existencia de hijos que conviven con parejas homosexuales, suponen un desafío educativo nuevo para la Iglesia católica, sobre todo al de anunciar el Evangelio.

Éste es uno de los mensajes que el Pontífice argentino dio el pasado noviembre en la clausura en el Vaticano de la 82 Asamblea General de la Unión de Superiores Generales (USG) de los institutos religiosos masculinos, recogido por la revista “La Civiltà Cattolica”, del que ayer se publicó más contenido.

“Recuerdo el caso de una niña muy triste que al final le confesó a la maestra el motivo de su estado de ánimo, ‘la novia de mi madre no me quiere’”, contó Francisco a los superiores generales de los institutos religiosos.
“El porcentaje de chicos que estudia en los colegios y que tienen a sus padres separados es muy elevado”, agregó. “Las situaciones que vivimos hoy, por tanto, plantean nuevos desafíos que para nosotros, a veces, son incluso difíciles de comprender. ¿Cómo anunciar a Cristo a estos chicos y chicas? ¿Cómo anunciar a Cristo a una generación que cambia?”

El Papa indicó a los religiosos además que es necesario que estén atentos a “no suministrar” a estas nuevas generaciones una “vacuna contra la fe” y que los pilares de la educación son “transmitir el conocimiento, transmitir las formas de hacer y transmitir los valores, a través de los que se transmite también la fe”.
“El educador tiene que estar a la altura de las personas que educa, debe preguntarse cómo anunciar a Jesucristo a una generación que cambia. La tarea educativa hoy es una misión clave, clave, clave”, aseveró el Pontífice.
Experiencia argentina

“La Civiltà Cattolica”, revista de los jesuitas, orden de la que proviene Francisco, recoge además que en el encuentro del pasado noviembre el papa Bergoglio les contó algunas de sus experiencias en Buenos Aires, Arquidiócesis de la que fue titular, en contextos educativos de niños y jóvenes con complicadas situaciones familiares.

El papa Fracisco se despide de los asistentes a la misa con sacerdotes jesuitas.- (AP)

El tema de la familia y su pastoral será central en la Asamblea General Extraordinaria del Sínodo de Obispos que se celebrará el próximo octubre en el Vaticano.
Para su preparación la Santa Sede envió un cuestionario a las Conferencias Episcopales de todo el mundo con preguntas sobre temas como los matrimonios homosexuales y el divorcio.
“¿Cuál es la actitud de las iglesias locales hacia el Estado como promotor de uniones civiles entre personas del mismo sexo y ante las personas que las protagonizan?, reza una de las preguntas que se pueden leer en los cuestionarios mencionados.

Cuestionario | Temas
El Vaticano envió un cuestionario a episcopados de todo el mundo.
Uniones del mismo sexo
“¿Qué atención pastoral se puede dar a quienes han elegido vivir bajo este tipo de uniones (del mismo sexo)?”, pregunta en el cuestionario, el cual es preparación para la Asamblea del Sínodo de Obispos.
Adopciones
En caso de adopciones por parte de parejas del mismo sexo cuestiona: “¿Qué se puede hacer pastoralmente para transmitir la fe?”, y dedica un apartado a la educación de los niños en los “matrimonios irregulares”, y cómo sus padres se acercan a la Iglesia.




Volver arriba