Confirman la figura de un “consejero” del papa en renovación de Legionarios

 

CIUDAD DEL VATICANO (EFE).- El Vaticano confirmó hoy que el papa Francisco nombrará a un asistente encargado de asesorar sobre temas jurídicos y otros asuntos a la congregación de los Legionarios de Cristo en su etapa de total renovación tras los escándalos de su fundador, Marcial Maciel.

Así lo confirmó hoy en una nota el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, quien puntualizó que esta figura “no será un comisario o un delegado”.

“Se tratará de un religioso que conoce a los Legionarios y podrá ser de ayuda al Consejo General sobre temas jurídicos y otros según la necesidad. Pero se tratará de un asistente y no de un inspector, un comisario o un delegado”, declaró Lombardi.

Según el portavoz vaticano, el asistente pontificio “no tendrá ni voz ni voto y será sólo un consejero”.

El nombre del asistente del papa se sabrá el próximo 3 de julio, cuando está prevista una reunión de los responsables de los Legionarios de Cristo con los miembros del instituto religioso residentes en Roma, a la que asistirá también el prefecto y el secretario de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada, el cardenal Joao Braz de Aviz y el arzobispo José Rodríguez Carballo, respectivamente.

Lombardi adelantó que durante esta reunión se aportarán las correcciones a los textos de las nuevas constituciones de los Legionarios de Cristo y precisó que serán “muy pocas”.

La figura del asistente pontificio había sido ya explicada por el nuevo director general de esta congregación, el sacerdote mexicano Eduardo Robles-Gil, en una entrevista colgada en la página web de los Legionarios.

Robles-Gil explicó que en enero cuando se celebró el Capítulo General para nombrar a los nuevos responsables y aprobar las nuevas constituciones y reglamentos internos, el Vaticano ya anunció que iba a haber “un especial acompañamiento”.

El mexicano Eduardo Robles Gil fue nombrado nuevo director general de los Legionarios por un periodo de seis años el pasado 9 de febrero tras una reunión general que duró más de un mes para renovar completamente las bases de esta congregación tras el escándalo de su fundador.

Con la figura de un “asistente”, el papa quiere seguir vigilando así de cerca la renovación de esta congregación como ya fue antes del Capítulo General la figura de supervisor del cardenal Velasio De Paolis, nombrado en 2010 por el papa Benedicto XVI y cuya misión terminó tras el nombramiento de la nueva cúpula.

Del fundador de los Legionarios, Marcial Maciel, quien murió en 2008, se comprobó que cometió abusos sexuales contra seminaristas, tuvo varios hijos con diferentes mujeres y era consumidor habitual de drogas.

Benedicto XVI en 2006 condenó a Maciel (1920-2008) por sus “gravísimos e inmorales” comportamientos y ordenó una inspección en 2010 tras la que se sugirió una profunda revisión de la congregación.

Por ello, la renovación de los Legionarios ha debido ser total, porque como ellos mismos indicaron en una carta en la que pidieron perdón por estos años, no podrán volver a proponer ninguno de los textos de Maciel, que eran la base de la congregación.




Volver arriba