Amaba a Latinoamérica

Amaba a Latinoamérica

"El calor de su pueblo fascinó a Juan Pablo II"

Ante la llegada de numerosos fieles para la próxima canonización, un joven se disfraza de Juan Pablo II para quien quiera tomarse fotos con él

ROMA (EFE).- El papa Juan Pablo II, que será canonizado el domingo próximo, era un enamorado de Latinoamérica y quedó fascinado por el calor de su pueblo en sus viajes, según afirma el historiador y fundador de la Comunidad de San Egidio, Andrea Riccardi.

“Juan Pablo II fue un Papa que creía mucho en el papel de Europa, pero quedó fascinado con América Latina, pues no conocía Latinoamérica antes de comenzar su pontificado”, explicó el fundador de la llamada “Onu de Trastevere” por su mediación en los conflictos.

En su más reciente libro “La santidad del papa Wojtyla”, Riccardi explica cómo Juan Pablo II “quiso con fuerza viajar a México en 1979 ya que Juan Pablo I había renunciado a ese viaje, y quedó sorprendido”.

Allí aprendió a viajar, añadió, al recordar cómo Karol Wojtyla consideraba Latinoamérica “el continente de la esperanza”.

En el libro, el historiador y ex ministro italiano explica cómo en su primer viaje a América Latina el Papa encontró lo que había vivido en Polonia, es decir un “cristianismo de pueblo”, que después revivió en Brasil, Argentina y en todos los países que visitó.

Afirma que Juan Pablo II dio mucho a Latinoamérica y fue el primero en entender “el papel decisivo que tendría en el futuro de la Iglesia”, entre otras cosas la elección de Francisco, el primer papa de Latinoamérica.

También aborda en su libro el rechazo del papa Wojtyla a la Teología de la Liberación que promovían muchos sacerdotes en Latinoamérica.

“Luchó contra una ideología de la Teología de la Liberación, pero también quiso relanzar el catolicismo popular latinoamericano, desarrollando la evangelización y reforzando la piedad popular”.

En su opinión, el mismo papa Francisco pertenece a esa generación de obispos que han vivido el conflicto sobre este tema “pero se colocan en “la post Teología de la Liberación”.

Destaca el gran papel diplomático y misionero de Juan Pablo II durante sus 26 años de pontificado.

“Fue un gran misionero del cristianismo y esto se ve sobre todo en Latinoamérica”.

El Papa polaco fue el creador de la Fundación “Populorum progressio” para América Latina que desde su nacimiento en 1993 y hasta 2012 aprobó ayudas a los campesinos por un valor de 34 millones de dólares, que se han distribuido en 3,834 proyectos destinados a 20 países.Desde su elección como Papa en 1978, Juan Pablo II visitó 26 países de América Latina y su primer viaje fuera de Italia fue en 1979, cuando recorrió la República Dominicana, México y Bahamas del 25 de enero al 1 de febrero.Juan Pablo II regresó hasta cinco veces a México, cuatro a Brasil y dos a Perú, Uruguay y Argentina.

Visitó algunos países en momentos críticos, como la Argentina de los militares, en 1982; la Guatemala del general Efraín Ríos Montt, en 1983, el Chile bajo la dictadura de Augusto Pinochet en 1987 y el Paraguay del general Alfredo Stroessner en 1988.Uno de sus viajes históricos fue el que realizó del 21 al 25 de enero de 1998 a la Cuba de Fidel Castro y del que se llevó “un juicio muy positivo”, “sobre todo por el entusiasmo del pueblo”, como escribió en un libro el que fuera Secretario de Estado, el cardenal Tarcisio Bertone.

Canonización | Detalles

Algunos detalles de la próxima canonización de Juan Pablo II y Juan XXIII.

Estará Benedicto XVI

El presidente de la Obra Romana de Peregrinaciones, Liberio Andreatta, confirmó que a la ceremonia asistirá el papa emérito Benedicto XVI.

Un millón de asistentes

Señaló que la logística del evento está preparada para acoger un millón de personas, aunque estimó que la afluencia podría estar entre los 500 y 700 mil fieles.

Los vigilantes: 10,000

Para la atención de semejante cantidad de personas se involucrarán unas 10 mil personas, entre policías, militares, voluntarios, agentes de tránsito, operadores sanitarios y de la cruz roja.

Atención médica

Habrá 14 puntos médicos en los cuales se concentrarán 35 vehículos de socorro avanzado y 44 de auxilio básico.

Los organizadores de la logística prevista para elevación al honor de los altares como santos de los Papas Juan XXIII y Juan Pablo II anticiparon números récord con motivo de la ceremonia, prevista para el próximo domingo. La Obra Romana de las Peregrinaciones (ORP) y el Ayuntamiento de Roma presentaron este día el imponente operativo de seguridad y orden que tendrá lugar en la ciudad, ya desde estos días y hasta el próximo fin de semana. Según Liberio Andreatta, vicepresidente de la ORP, la logística está preparada para acoger hasta un millón de personas, aunque estimó que la afluencia podría estar entre los 500 y 700 mil fieles. Para la atención de semejante cantidad de personas se involucrarán unas 10 mil personas entre policías, militares, voluntarios, agentes de tránsito, operadores sanitarios y de la cruz roja. De los voluntarios unos dos mil 500 pertenecen a la protección civil, 550 serán ‘voluntarios eclesiásticos’ que apoyarán en diversos sectores de la plaza vaticana y otros 100 estarán dedicados a la atención de la prensa, de enfermos y discapacitados. Más de mil baños químicos serán montados en la zona de San Pedro, con una especial atención al equipo de limpieza porque, como reconocieron los organizadores, durante la beatificación de Juan Pablo II en 2011 muchas quejas correspondieron al mal olor de los baños por escasa higiene. Además se tiene previsto el reforzamiento de las fuerzas del orden con dos mil 400 uniformados más de lo normal, a los cuales se deben sumar otros dos mil agentes de la Policía Municipal. Para la limpieza de las calles serán convocados mil empleados de la empresa AMA. Para el día 27 se establecerán unos 14 puntos médicos en los cuales se concentrarán 35 vehículos de socorro avanzado y otros 44 de auxilio básico, además de un punto médico de reanimación. La celebración podrá ser seguida en diversos puntos de la ciudad gracias a 19 pantallas gigantes. El costo de toda la operación superará los cinco millones de euros (unos 6.9 millones de dólares), aunque podría alcanzar los ocho millones (11 millones de dólares), según estimó Maurizio Pucci, asesor del alcalde de Roma. Durante la ceremonia unos 200 monaguillos, con sus respectivos acompañantes, distribuirán la comunión en la Via della Conciliazione, la gran avenida aledaña a San Pedro. En la Plaza otros 200 sacerdotes harán lo propio. Unos 100 integrantes tendrá el coro, ubicado a pocos metros de dos zonas reservadas: una para cinco mil sacerdotes de la diócesis de Roma y otra, de igual número de asientos, para embajadores y otros funcionarios. Gran parte de los peregrinos llegarán desde Polonia. De acuerdo con datos preliminares se esperan más de mil 700 autobuses procedentes de ese lugar. ‘Para los días 26 y 27 de abril tenemos plena ocupación hotelera en la ciudad, eso significará un esfuerzo excepcional. Muchas personas van a llegar sin reservación, con autobuses desde toda Europa’, indicó Pucci.

Etiquetas: