Advierte el Papa contra ‘ventajistas’ y ‘especuladores’ en la Iglesia

CIUDAD DEL VATICANO (Notimex).- El Papa Francisco advirtió hoy contra los ‘ventajistas’ y ‘especuladores’ que usan a la Iglesia católica para hacer sus propios negocios, muchos de los cuales -denunció- se pavonean de ser benefactores.

Esto durante la homilía de la misa privada matutina que celebró en la capilla de su residencia vaticana, la Casa de Santa Marta, y durante la cual criticó a tres tipos de cristianos: los que buscan la uniformidad, los que pretenden alternativas y quienes buscan su beneficio personal.

Sobre este último grupo, constató que ellos se definen cristianos pero ‘no entran con el corazón en la Iglesia’ porque ‘van a la Iglesia pero por ventaja personal y terminan haciendo negocios en ella’. A ellos los calificó de ‘especuladores’.

‘íLos conocemos bien! Estaban desde el principio. Estos se aprovechaban de la Iglesia para su propio beneficio. Y los hemos visto en las comunidades parroquiales o diocesanas, en las congregaciones religiosas’, indicó.

‘Algunos son benefactores de la Iglesia, tantos, se pavoneaban de ser benefactores y al final, por debajo de la mesa, hacen sus propios negocios. Y estos, tampoco sienten la Iglesia como madre, como propia. Y Jesús dice: No. La Iglesia no es rígida, una, sola: la Iglesia es libre’, apuntó.

Pidió que quien desee entrar en la Iglesia lo haga por amor, para ‘dar todo el corazón’ y no para buscar el propio beneficio; porque la Iglesia ‘no es una casa para alquilar’, sino ‘es una casa para vivir’, es ‘como una madre’.

Reconoció que ‘las tentaciones son muchas’ pero, precisó, la unidad de los católicos se logra en la diversidad ya que no todos son iguales, las diferencias existen ‘gracias a Dios’ porque, de lo contrario, ‘sería un infierno’.

Según Jorge Mario Bergoglio muchos católicos dicen estar dentro de la Iglesia, pero ‘tienen solo un pie dentro’ y “el otro todavía no entró”; ellos mantienen así la “posibilidad de estar en dos sitios”, “dentro y fuera”.

Sobre los cristianos “uniformistas”, sostuvo que se trata de aquellos a quienes les gusta la rigidez, no tienen libertad interior y desean que todos sean iguales dentro de la Iglesia.

“Crean confusión entre aquello que Jesús ha predicado en el Evangelio con su doctrina, la doctrina de igualdad. Y Jesús no quiso nunca que su Iglesia fuese tan rígida. Nunca. Y estos, por su comportamiento, no entran en la Iglesia”, estableció.

Luego señaló a los ‘alternivistas’, quienes tienen una idea propia y buscan imponerla al interior de la Iglesia. Ellos, dijo, tienen también una pertenencia parcial a la Iglesia. “Para éstos la Iglesia tampoco es su propia casa. Es como si alquilaran la Iglesia”, apuntó.



Volver arriba