El temporal deja 13 muertos

Paraliza el tráfico y la actividad en el sureste de EE.UU.

Una mujer observa que un empleado raspe el hielo en la ventanilla de su auto, en Panama City, Florida

WASHINGTON (EFE).- Un total de 13 muertos, miles de coches abandonados y atascados, escuelas, negocios y oficinas públicas cerradas y vuelos cancelados es el resultado de la tormenta “León”, que afecta a gran parte del este y sur del país.

Los efectos del temporal de frío y nieve se están haciendo notar en áreas, sobre todo en el Sur, poco acostumbradas a sufrir inviernos con tanta virulencia y están evidenciando la falta de preparación ante estas condiciones meteorológicas.

Hasta trece muertes fueron atribuidas a la tormenta, cuatro de ellas de personas entre tres meses y 30 años de edad debido al incendio de una casa móvil en Misisipi causado, aparentemente, por un calefactor, según las autoridades de ese Estado.

En Atlanta, Georgia, la tormenta invernal, que dejó cerca de cinco centímetros de nieve, causó más de 1,200 accidentes de tránsito en todo el Estado, con un saldo de al menos dos víctimas mortales y cerca de 130 heridos.

Asimismo, otras cinco personas murieron en tres accidentes de tráfico ocurridos en Alabama que la Policía estatal vinculó a “León”, mientras que en Carolina del Norte fallecieron dos personas más en accidentes de tráfico diferentes.

La mayor parte del sureste del país, entre la costa del Golfo de México y el sureste de Virginia, está desde este martes bajo alerta del Servicio Meteorológico Nacional por las bajas temperaturas, con mínimas por debajo de los -7 grados Celsius, a las que anoche se sumaron precipitaciones en forma de nieve.

Georgia, Luisiana, Misisipi, Carolina del Norte, Carolina del Sur y Virginia amanecieron hoy blanqueados en su mayor parte tras las nevadas que dejaron hasta diez pulgadas (25 centímetros) de nieve, según el Servicio Meteorológico Nacional, aunque en general fueron menores de lo esperado.También nevó en zonas de Alabama, Kentucky, Delaware, Maryland, Nueva Jersey, Nueva York, Tennessee y Virginia Occidental.Ante las previsiones de temporal, los gobernadores de Georgia, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Luisiana, Alabama y Misisipi declararon el estado de emergencia entre el lunes y el martes.

Sin embargo, cuando el martes se ordenó el cierre de escuelas, empresas y oficinas gubernamentales en Atlanta se generó un gran volumen de tráfico que, junto al cierre de carreteras por la nieve, dio lugar a unos atascos que duraron hasta la mañana de hoy e hicieron de esta ciudad la más perjudicada por el temporal.Las principales autopistas del área metropolitana de Atlanta, la novena más grande del país, permanecen obstruidas por decenas de vehículos que fueron abandonados tras la gran tormenta que cayó este martes, después de que muchos conductores entraran en pánico ante la caótica situación que paralizó la ciudad.Otros, en cambio, optaron por quedarse en sus vehículos y hubo quienes permanecieron hasta 20 horas atrapados en las carreteras de Atlanta, donde los alumnos de 50 colegios pasaron la noche en los autobuses escolares, informó hoy el canal CNN.

El gobernador de Georgia, Nathan Deal, pidió a los ciudadanos que no salieran de sus casas y anunció que agentes de la Guardia Nacional del estado acudirán a rescatar a los niños atrapados en los autobuses y a los conductores atascados en las rutas interestatales.En medio de este caos, un mujer se vio obligada a dar a luz en su automóvil, con la ayuda de su marido y un agente de policía, después de que su vehículo no pudiese continuar, caminó hacia el hospital.En otras localidades de Georgia y también de Alabama, los niños pasaron la noche en las escuelas porque las carreteras estaban heladas.

Del mismo modo, cientos de niños todavía permanecen a la espera de que los padres los recojan de sus escuelas de varios condados del área metropolitana de Atlanta.

El gobernador desestimó hoy las críticas de “no actuar a tiempo” y señaló que todas las decisiones en torno a la tormenta se tomaron basadas en el pronóstico de los meteorólogos del Servicio Nacional de Meteorología, que, explicó, era más “conservador” que el de los meteorólogos locales.En todo el país, se cancelaron más de 2,600 vuelos programados para hoy, según el portal especializado FlightAware, que se suman a los cerca de 3,000 suspendidos este martes, sobre todo en Luisiana, Florida, Texas y Georgia, donde está el Hartsfield International Airport de Atlanta, el de mayor tráfico del país.Tras dejar nieve y hielo en zonas sureñas donde es poco común que se vean, la tormenta “León” avanza hacia la costa atlántica y se centra ahora en las Carolinas.

El Servicio Meteorológico Nacional prevé que se produzcan nevadas suaves y lluvia congelada desde Carolina del Norte hasta el norte de Florida, con temperaturas que podrían mantenerse por debajo de los -7 grados Celsius.Según The Weather Chanel, la tormenta “León” empezará a remitir a partir de mañana, aunque le tomará el relevo “Maximus”, otra ola de frío acompañada de nieve que entrará por el noroeste del país y que en los próximos días se podría extender por el norte hasta la zona de los Grandes lagos.




Volver arriba