El Papa: Para evangelizar no basta internet

"Se requiere el contacto directo con las personas"

Figura del papa Francisco en el Museo de Cera, de Roma, Italia

CIUDAD DEL VATICANO (EFE).- El papa Francisco aseguró ayer que internet no es suficiente para el anuncio del Evangelio sino que la evangelización precisa del contacto directo y personal con personas reales, “a veces heridas o dolidas”, para ofrecerles “reales razones de esperanza”.

En un encuentro con el Pontificio Consejo para los Laicos, que en los últimos días ha celebrado el simposio “Anunciar a Cristo en la era digital”, el Papa argentino calificó a internet como una “realidad difusa, compleja y en continua evolución” que propone “de nuevo” la cuestión de la relación entre la fe y la cultura.

Herramienta “útil”

Entre las posibilidades que ofrece la comunicación digital, la más importante es la Evangelización. El anuncio se basa en relaciones humanas auténticas y directas para desembocar en un encuentro personal con el Señor”, aseguró el Pontífice.

Pese a esta afirmación, el Pontífice argentino advirtió de que, no obstante, “no se puede decir que la presencia de la Iglesia en internet sea inútil”.

“Es indispensable estar presentes, siempre con estilo evangélico, en esto (internet) que, sobre todo para los jóvenes, se ha convertido en una especie de forma de vida, el lugar en el que las preguntas que llevan en el corazón sobre el sentido de la existencia despiertan, por lo que hay que explicar que el camino que lleva a Jesús es la respuesta”, añadió el Papa Bergoglio.

Además, Bergoglio advirtió de que los cristianos pueden desilusionarse y toparse con peligros y “monedas falsas” en internet pero les recordó que con ayuda del Espíritu Santo habrá “preciosas posibilidades para guiar a los hombres hacia el rostro luminoso de Jesús”.El papa Bergoglio también habló ante los asistentes a este encuentro de la “crisis cultural” y del papel de la mujer en la sociedad actual.”En la crisis cultural de nuestro tiempo, la mujer se encuentra en la primera línea de batalla para la salvaguardia del ser humano”, explicó el papa en alusión al XXIV aniversario de la encíclica “Mulieris dignitatem” que publicó Juan Pablo II en 1988.Para terminar su alocución, el obispo de Roma recordó que la Iglesia siempre está en marcha, a la búsqueda de nuevas vías y nuevos métodos para el anuncio del Evangelio.Francisco acudirá hoy, por primera vez en su pontificado, a realizar el homenaje floral y a rezar ante la imagen de la Inmaculada Concepción en la plaza de España, un acto en el que los romanos se echan a la calle para ver a su Obispo y en el que la embajada de España ante la Santa Sede abre sus puertas.

A lo largo de la jornada, diversas instituciones y ciudadanos italianos colocan flores a los pies de la Virgen Inmaculada que corona un obelisco, pero los primeros en hacerlo son los bomberos de Roma que mediante una escalera alcanzan la imagen de la Virgen y le colocan una corona de flores en la mano derecha.

El último en realizar la ofrenda floral será el papa Francisco, que como es tradición colocará en la base del obelisco una corona de rosas blancas y amarillas, los colores de la bandera vaticana.Habitualmente el papa sale a primeras horas de la tarde del Vaticano, pasa a través de la elegante Via Condotti, donde recibe el saludo del presidente de todos los comercios de esa zona, y llega a la plaza de España a bordo del papa-móvil hacia las 4 de la tarde, hora local (9 am hora de Mérida).

Francisco recorrerá las calles de Roma, que se prevé estén abarrotadas como durante el pontificado de Benedicto XVI, y se espera que salude a los cientos de enfermos que aguardan en primera fila su paso en la plaza de España.Cuando alcanza el obelisco, el papa saluda al alcalde de Roma, Ignazio Marino y a la junta municipal, y también a los miembros de la legación española, encabezada por el embajador de España ante la Santa Sede, Eduardo Saéz de Buruaga.

Por su parte, la embajada de España ante la Santa Sede situada frente a la Inmaculada abre sus puertas a los españoles residentes en Roma y recibe también la visita de autoridades eclesiásticas y políticas italianas.La tradición papal de la ofrenda de flores se remonta a 1857, tres años después de la definición dogmática de la Concepción Inmaculada de María.Por voluntad de Pío IX se erigió el monumento y fue él quien lo bendijo el 8 de septiembre de 1857 desde el balcón central de la embajada española.Como lugar para ubicarlo se eligió la plaza de España, que toma el nombre de una de las naciones más devotas de la Virgen y que durante siglos se preocupó por obtener de un Papa la definición dogmática de este misterio mariano.

También, y como es tradición, se oficiará durante la mañana en la Basílica de Santa María La Mayor, muy ligada a España, una misa por el jefe de Estado de España y por el pueblo español.La Basílica de Santa María la Mayor fue decorada con el primer oro que trajo Colón de América, donado por España en tiempos de los Reyes Católicos.

Papa | Actividades

Depositará hoy una ofrenda floral, en la plaza de España, a la Inmaculada Concepción.

Tradición papal

La tradición papal de la ofrenda de flores se remonta a 1857, tres años después de la definición dogmática de la Concepción Inmaculada de María.

Oro de América

La Basílica de Santa María la Mayor fue decorada con el primer oro que trajo Colón de América, donado por España en tiempos de los Reyes Católicos.




Volver arriba