El Papa exhorta a “no excluir” a los divorciados de la Iglesia

CIUDAD DE VATICANO (EFE).- El papa Francisco exhortó hoy a la Iglesia a “no excluir” a los cristianos separados o divorciados sino a brindarles apoyo para que, de ese modo, “no se sientan excluidos de la misericordia de Dios”.

En un discurso dirigido a obispos polacos que visitan hoy el Vaticano, Francisco pidió a los pastores de la Iglesia “interrogarse y preguntarse” cómo pueden ayudar a los católicos que han roto su matrimonio.

El papa argentino defendió la familia como “célula fundamental” de la sociedad, ya que es el lugar donde “se aprende a convivir en la diversidad y a pertenecer a los otros donde los padres transmiten la fe a sus hijos”.
Jorge Mario Bergoglio analizó la evolución del matrimonio y afirmó que “hoy es considerado como una forma de gratificación afectiva que puede hacerse de cualquier manera y cambiarse según la sensibilidad de cada uno”.

Para Francisco, “desgraciadamente esta visión también afecta a la mentalidad de los cristianos, facilitándoles la posibilidad de recurrir al divorcio o a la separación de hecho”.

El papa animó a los religiosos “a cuestionarse la forma de ayudar a los que viven en esta situación, para que no se sientan excluidos de la misericordia de Dios”.

Los divorciados deben sentir “la preocupación de la Iglesia por su salvación” y ésta debe sostenerles para que no abandonen la fe y eduquen a sus hijos “en la plenitud de la experiencia cristiana”.

Por otro lado, Francisco cree que se necesita “mejorar la preparación” de las parejas jóvenes que dan el paso hacia el matrimonio.

“Que puedan descubrir siempre más la belleza de esta unión que, bien fundada sobre el amor y la responsabilidad, está capacitada para superar las pruebas, las dificultades, el egoísmo con el perdón recíproco”, explicó.

La comunidad eclesiástica debe ser pues “lugar de escucha, de diálogo, de conforto y apoyo para los esposos, en su camino conyugal y en su misión educativa”, manifestó.

Precisamente la familia será el tema central del próximo Sínodo de los Obispos que se celebrará del 5 al 19 de octubre de este año.




Volver arriba