El Papa arremete contra quienes esclavizan a migrantes y refugiados

El papa Francisco (al Centro) en visita pastoral a la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús, en Roma, Italia, hoy domingo 19 de enero de 2014.- (EFE / EPA / ANGELO CARCONI)

El papa Francisco (al Centro) en visita pastoral a la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús, en Roma, Italia, hoy domingo 19 de enero de 2014.- (EFE / EPA / ANGELO CARCONI)

CIUDAD DEL VATICANO.  (NOTIMEX).- El Papa Francisco arremetió hoy contra los ‘mercaderes de carne humana’ que quieren esclavizar a migrantes y refugiados, los cuales –dijo- tienen derecho a una vida mejor.

 Tras el Angelus dominical recitado desde la ventana de su estudio personal en el Palacio Apostólico del Vaticano y ante miles de personas congregadas en la Plaza de San Pedro, el líder católico recordó la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado.

 Explicó que esa efeméride este año se celebra bajo el lema: ‘Migrantes y refugiados: hacia un mundo mejor’ y dirigió un especial saludo a las representaciones de diversas comunidades étnicas presentes en la plaza.

 ‘Queridos amigos, ustedes están cercanos al corazón de la Iglesia porque la Iglesia es un pueblo en camino hacia el reino de Dios, que Jesucristo ha traído en medio de nosotros. íNo perdáis la esperanza de un futuro mejor!’, exclamó.

 Les deseó vivir en paz en los países que los reciban, custodiando los valores de sus culturas de origen.

 Agradeció a quienes trabajan con los migrantes para acogerlos y acompañarlos en sus momentos difíciles para defenderlos de aquellos que el beato Scalabrini llamó los ‘mercaderes de carne humana’, que quieren esclavizar a los migrantes.

 ‘En este momento pensemos en tantos migrantes, tantos refugiados, a sus sufrimientos, a sus vidas tantas veces sin trabajo, sin documentos, tanto dolor’, añadió.

 Entonces invitó a todos a dirigir una oración por los migrantes y los refugiados que viven las situaciones ‘más graves y más difíciles’. La multitud pronunció, con él y en voz alta, un Ave María.

 Poco antes reflexionó también sobre qué significa, para los católicos, ser ‘discípulos de Jesús cordero de Dios’.

 ‘Significa poner en lugar de la malicia la inocencia, en lugar de la fuerza el amor, en lugar de la soberbia la humildad, en lugar del prestigio el servicio’, precisó.

 ‘Ser discípulos significa no vivir como una ‘ciudadela asediada’ sino como una ciudad colocada sobre un monte, abierta, acogedora y solidaria. Quiere decir no asumir actitudes de clausura sino proponer el evangelio a todos atestiguando con nuestra vida que segur a Jesús nos hace más libres’, apuntó.

Etiquetas:, , , ,