Rescatan a 20 mineros

Rescatan a 20 mineros

Aún quedan siete atrapados en una mina de Nicaragua

1 / 3


Imágenes del rescate de 20 mineros que estaban atrapados en Nicaragua, donde aún permanecen otros siete. Las labores de búsqueda fueron retomadas ayer sábado, bajo la coordinación de personal del sistema de prevención nicaragüense


BONANZA, Nicaragua (AP).- Un total de 20 de 27 mineros fueron rescatados con vida y con heridas leves después de 34 horas de haber quedado atrapados por un deslave en el interior de una mina de oro en el norte de Nicaragua, informaron ayer las autoridades.

“En estos momentos estamos dando gracias infinitas a Dios y a la Virgen por haber librado de una muerte casi segura a 20 hermanos trabajadores de las minas”, afirmó la vocera del gobierno Rosario Murillo.

Añadió que el rescate se logró gracias al modelo de equipos de trabajo coordinado por las autoridades, tanto del gobierno nacional como del municipal.

“Estamos pendientes también de los hermanos que no han salido”, dijo Rosario Murillo, quien agregó que continuará la búsqueda.

Informó que los gobiernos de Venezuela, México y Chile habían dispuesto enviar cuerpos especializados de rescate y de apoyo, pero que su viaje fue suspendido al enterarse de que la mayoría de los mineros habían sido salvados.

El derrumbe en la mina ocurrió en la mañana del jueves, cuando, de los mineros que trabajaban cuando ocurrió el percance, dos lograron salir esa misma noche, mientras el resto quedó atrapado.

Después de grandes esfuerzos de socorristas del Sistema Nacional de Prevención, Atención y Mitigación de Desastres se logró salvarlos anteanoche.

Los hombres salieron caminando por sus propios medios mientras sus familiares y colegas los aclamaban la noche del viernes, más de 24 horas después del derrumbe.

El minero rescatado Marvin Urbina, de 34 años, dijo que él y algunos de sus colegas vieron venir hacia ellos una avalancha de lodo y rocas. Se pegaron a las paredes de la mina en un túnel de seguridad en donde les localizaron los rescatistas, pero que al menos cuatro de sus compañeros de trabajo fueron aplastados por el lodo y las rocas. “Le pedí a Dios que me dejara vivir y él me escuchó”, dijo un emocionado Urbina al Canal 6. “Me siento alegre porque gracias a Dios salieron con bien”, dijo a la emisora, Nueva Radio Ya, Eduardo Flores, familiar de Róger Darce, el primero de los mineros que fue rescatado.

El viceministro del Interior, Carlos Najar, dijo que los mineros estaban un poco deshidratados pero con buenas condiciones de salud.

“Alguno que otro tiene golpes, pero leves”, añadió.

Los mineros fueron atendidos por paramédicos y llevados hospital del municipio de Bonanza, unos 420 kilómetros al noreste de la ciudad de Managua.

Más temprano, las autoridades dijeron que 20 de los 24 mineros ya habían sido ubicados y se habían comunicado con los rescatistas en la mina El Comal en el norte de Nicaragua. Cientos de familiares y otros mineros se habían congregado afuera de la mina para orar mientras los rescatistas colocaban escaleras de madera en un túnel que lleva hasta donde estaban atrapados los mineros en una especie de cueva. La mina atraviesa las faldas de una montaña. El comandante Javier Amaya, miembro del equipo de rescatistas del Sinapred, dijo que el plan involucraba la entrada y salida de grupos “de cinco a 10 brigadistas y mineros de la zona con escaleras de madera, se van amarrando hacia abajo e intentan llegar hasta donde están los compañeros mineros”. Afuera de la mina, Jorge Hernández, de 25 años, dijo que se enteró de que su hermano estaba atrapado mientras miraba la televisión en Managua, la capital, y se apresuró a llegar a Bonanza. “Rogamos a Dios para que mi hermano y los otros hombres puedan ser rescatados”, dijo Hernández, quien agregó que su hermano Michael, de 24 años, se mudó a Bonanza desde Managua el año pasado para trabajar en la mina. La mina de oro y plata es operada por la firma Hemco. El portavoz de la compañía, Gregorio Downs, informó a The Associated Press que los mineros no son empleados de la empresa sino trabajadores por cuenta propia con los que mantiene una relación de negocios. Eso significa que la empresa les permite buscar oro en los territorios que tiene concesionados, les da formación y les facilita a precio de coste el equipo necesario para la excavación a cambio de que le vendan el oro encontrado. Downs indicó que la empresa ya había alertado a los mineros del peligro de trabajar en El Comal, sobre todo después que hace un mes murieron dos trabajadores en el mismo lugar debido a un alud tras el paso de una tormenta tropical, que ablandó mucho la tierra. Absalón Toledo, dirigente de los mineros artesanales, confirmó que habían sido alertados de los peligros del cerro, pero señaló que “a veces, por unos centavos más hay quienes se arriesgan”. “Una parte del grupo no hizo caso y ahí está la desgracia”, añadió. Según la ciberpágina de Hemco, la compañía ha realizado actividades mineras en esta municipalidad del Atlántico norte desde 1995 y emplea a 532 trabajadores, que procesan 700 toneladas diarias de material. La compañía, cuyo accionista mayoritario es la empresa colombiana Mineros S.A., dice que produce más de 1,150 kilos (2,500 libras o 37,000 onzas troy) de oro al año y es el 12do mayor exportador de Nicaragua. Bonanza, el municipio en el que se han registrado los acontecimientos, forma con los municipios de Siuna y Rosita lo que se conoce como el “triángulo minero”, en la zona que divide el centro de Nicaragua con el Caribe.




Volver arriba