El espionaje llega a los videojuegos

EE..UU. y Gran Bretaña infiltran juegos en línea

NUEVA YORK (The New York Times).- Agencias de espionaje estadounidenses y británicas han llevado sus actividades hasta el mundo de la fantasía, infiltrándose en juegos en línea como World of Warcraft y Second Life, que juegan millones de personas alrededor del mundo, para monitoreas y recabar información, de acuerdo con recién revelados documentos clasificados.

Ante la amenaza de que los terroristas o los ciberdelincuentes se valgan de los juegos para comunicarse en forma secreta, planear ataques o movilizar dinero, operadores de estas agencias entraron a un campo poblado por personificaciones digitales (avatar) que incluyen gnomos, duendes y supermodelos.

Los espías crearon personajes ficticios para infiltrarse y tratar de reclutar informantes, además de recabar información y comunicaciones entre jugadores, de acuerdo con documentos revelados por Edward Snowden el ex contratista de la Agencia Nacional de Seguridad.

Un documento ultra secreto de la NSA advirtió en 2008 que los juegos en línea pueden parecer inocuos, pero tienen el potencial de convertirse en una “red de comunicación rice en objetivos”.

No obstante, tal parece que las agencias de inteligencia inflaron la amenaza, pues los documentos no citan éxitos de estos esfuerzos antiterroristas, y hay pocas evidencias de que los grupos terroristas consideren los juegos como paraísos para comunicarse y planear operaciones.

Los juegos “son diseñados y operados por compañías que buscan hacer dinero, de modo que siguen la pista a la identidad y actividad de los jugadores”, indicó Peter W. Singer, del Instituto Brookings. “Para los grupos terroristas que buscan mantener en secreto sus comunicaciones, hay formas más efectivas y fáciles que ponerse como avatar un troll”.

El monitoreo, que también incluyó el sitio Xbox Live, de Microsoft, podría suscitar temores de invasión a la privacidad. No está claro cómo la agencia obtuvo acceso a datos y comunicaciones de los jugadores, o a cuántos jugadores incluyó el monitoreo, o si se capturó la información de actividades.

La empresa estadounidense que fabrica World of Warcraft informó que no autorizó a la NSA ni a su contraparte británica para recabar información en su juego.

Empresas | Reclamo

Ocho grandes tecnológicas piden a Obama que cambie su política de vigilancia.

Gigantes tecnológicos

Apple, Facebook, Google, LinkedIn, Microsoft, Twitter, Yahoo y AOL pidieron al presidente de EE.UU., Barack Obama, y al Congreso un cambio en su política de vigilancia digital para que sea “proporcionada a los riesgos, transparente y sujeta a supervisión independiente”.




Volver arriba