El Carnaval baja el telón

Alegría y nostalgia en el cierre del festejo brasileño

1 / 5


A la izquierda, una joven con un disfraz de china baila durante la noche de cierre del concurso de escuelas de samba en Río de Janeiro. Arriba y abajo, dos carros alegóricos de la comparsa "Imperatriz Leopoldinense"
Arriba, dos bailarinas de la escuela de samba "Portela" realizan su actuación para los miles de asistentes al sambódromo de Río de Janeiro. A la derecha, "superhéroes" de la escuela "Unidos da Tijuca" danzan


RÍO DE JANEIRO (EFE).- El carnaval de Brasil llegó ayer a su último día con desfiles de comparsas callejeras que se resistían a dejar los festejos y mantienen la fiesta por todo el país, después de que el sambódromo de Río de Janeiro, con los pomposos desfiles de las escuelas de samba, bajó el telón en la madrugada.

Los casi cinco días del Carnaval, que se celebra en todo Brasil, pusieron ayer su punto final con los “bloques” callejeros, muy tradicionales y en muchos casos hasta centenarios en ciudades como Río de Janeiro, Sao Paulo, Salvador, Belo Horizonte, Recife, Ouro Preto y Olinda , entre otros.

En Olinda, ciudad cerca de Recife, la capital regional, se celebró ayer el 14o. Encuentro de Muñecos Gigantes, en el que miles de personas desfilaron tras una centena de gigantescos personajes.

El encuentro homenajeó este año a muñecos gigantes que forman parte de la tradición en el carnaval de Olinda, como “O Menino da Tarde”, que completó cuarenta años de comparsas y estuvo acompañado por el “Homem da Meia Noite” y el muñeco del bloque “John Travolta”, y que celebró 35 anos de desfiles callejeros.

El bloque “A Corda”, famoso por no dejar dormir a las personas durante el martes de carnaval, se tomó con su bullicio en la madrugada de ayer las laderas del centro de Olinda.

En la vecina Recife, en tanto, se celebró la versión infantil del tradicional Galo da Madrugada, un bloque que el sábado pasado reunió a más de un millón de personas y se consolida cada vez más como uno de los principales de todo el país.

Otra de las capitales del noreste, Salvador, en el estado de Bahía, vivió con una mezcla de alegría y nostalgia el último día del carnaval y centenas de personas se sumaron ayer nuevamente a los “tríos eléctricos”, como se conocen a los gigantescos carros de sonido animados por artistas como Claudia Leite e Ivete Sangalo.

En Río de Janeiro, que bajó esta madrugada el telón del sambódromo Marqués de Sapucaí, Zico, la mayor figura de la selección brasileña de fútbol en los años ochenta, coronó el desfile de la escuela de samba “Imperatriz Leopoldinense” en la noche grande del carnaval, que otra vez se vistió de fútbol a tres meses del inicio del Mundial que se celebrará en Brasil.

El propio Zico y otras figuras legendarias del fútbol brasileño, como Roberto Rivelino, ídolo en los años setenta y de quien el homenajeado heredó la mítica camiseta “10″ verde amarela, y Júnior, su gran compañero en el Flamengo y en la “canarinha”, subieron a las carrozas de la escuela.En el sambódromo Anhembí, de Sao Paulo, el fútbol tampoco fue ajeno al espíritu carnavalesco y la escuela “Leandro de Itaquera” homenajeó al mundo del balón, mientras que “Gavioes da Fiel”, formada por seguidores del equipo Corinthians, se inspiró para sus comparsas en Ronaldo “Fenómeno”.Al final, en el carnaval paulista, que completó este año su centenario, un homenaje a la fe y a la religiosidad de los pueblos llevado a las carrozas, disfraces y comparsas le otorgó ayer a la escuela de samba “Mocidade Alegre” el título de campeona del Grupo Especial.”Mocidade Alegre” sumó así su tercer título consecutivo y el sexto en su historia dentro del carnaval de la mayor ciudad brasileña.Las escuelas de elite de Sao Paulo desfilaron como lo hacen tradicionalmente el viernes y el sábado del carnaval que se celebra en todo el país, al tiempo que las del Grupo de Acceso lo hacían en Río de Janeiro y el domingo y lunes se invirtieron el protagonismo, con el Grupo Especial carioca y las aspirantes paulistas.La escuela vencedora del Carnaval de Río se conocerá este miércoles cuando se lean los votos de los jurados en el sambódromo Marqués de Sapucaí.




Volver arriba