Desechan petición de anular las elecciones en Tailandia

BANGKOK (EFE).- La petición de anular las elecciones legislativas celebradas en Tailandia presentada por la oposición murió hoy en el Tribunal Constitucional, aunque persisten las protestas y las dudas de si será posible formar el nuevo Parlamento.

El alto tribunal falló que no había encontrado motivos suficientes para aceptar el recurso que pedía anular el sufragio celebrado el 2 de febrero pasado, según el grupo de comunicación estatal MCOT.
Wirat Kanlayasiri, exdiputado del Partido Demócrata, el principal de la oposición, argumentó en su escrito que las elecciones debían declararse nulas porque no se efectuaron en una única jornada, como establece la Constitución.

La presión de la movilización antigubernamental forzó el cierre durante la jornada de votación en 42 de las 375 circunscripciones del país.

La Comisión Electoral ha fijado la repetición de la votación en los citados lugares el 27 de abril próximo.
Una semana antes, el 20 de abril, se repetirá la jornada del voto anticipado que se celebró el 26 de enero y que tampoco pudo completarse a causa de la movilización antigubernamental.

El Gobierno interino de la primera ministra Yingluck Shinwatra deberá proclamar un decreto real para convocar los nuevos comicios.

Los lugares donde el proceso electoral tuvo problema se encuentran en la capital y el sur del país, donde tiene su fuerza principal el opositor Partido Demócrata, que no presentó candidatos a los comicios.
En el resto de la nación, los electores acudieron a las urnas con normalidad.

El índice de participación fue del 46,5 por ciento, lejos del 75 por ciento de las celebradas en 2011 y que ganó el Puea Thai (De los tailandeses).

Las nuevas fechas de la Comisión Electoral no garantizan que se puedan completar unas elecciones que los manifestantes antigubernamentales rechazan porque quieren que un consejo popular no electo reforme antes un sistema político que consideran corrupto.

Si por un lado el Constitucional falló en favor del Gobierno, en otro dictamen, emitido también hoy, rechazó un recurso del Puea Thai contra el jefe de las protestas, Suthep Thaugsuban, viceprimer ministro del Partido Demócrata entre 2008 y 2011.

Esta petición requería al Constitucional que dijese si Suthep y sus lugartenientes habían actuado contra la Carta Magna en sus acciones de los últimos meses.

Las protestas comenzaron en octubre y cobraron fuerza en noviembre, cuando Suthep se hizo cargo y ordenó la ocupación de ministerios y oficinas públicas.

La primera ministra disolvió el Parlamento el 9 de diciembre, convocó elecciones para el 2 de febrero e impuso el estado de excepción en Bangkok y partes de las provincia aledañas el 21 de enero, en un intento de contener a los antigubernamentales.

En ese tiempo, 11 personas han muerto y más de 600 han resultado heridas en relación con las protestas.
Los antigubernamentales continúan con sus marchas diarias por las calles de Bangkok, Suthep al frente, confiados en que si persisten acabarán por vencer.

Se han emitido órdenes de arresto contra 19 líderes de las protestas y se detuvo a uno de ellos el lunes pasado, Sonthiyarn Chuenruethainaitham.

Un tribunal de lo penal estudia la emisión de 13 órdenes más y la Policía recaba pruebas para otras 26, según el diario local “The Nation”.

No obstante los mandamientos judiciales, las autoridades temen que la detención de Suthep, protegido por 40 guardaespaldas, pueda desencadenar una ola de violencia por parte de sus seguidores y aguardan el momento oportuno.

Tailandia arrastra una grave crisis desde el golpe militar incruento que en 2006 depuso a Thaksin Shinawatra, hermano mayor de Yingluck.

Desde entones, sus seguidores y detractores utilizan las protestas en las calles para derribar el Gobierno de turno.




Volver arriba