Desafío de comparsas y samba en el carnaval de Río de Janeiro

1 / 21


Cientos de cariocas y turistas disfrazados que madrugaron para ver desfilar a los primeros “blocos” (comparsas) se cruzaron ayer con los que salían del sambódromo y del Terreirao do Samba en Río de Janeiro, la ciudad que no descansa ni duerme desde el pasado viernes debido al Carnaval.
Cientos de cariocas y turistas disfrazados que madrugaron para ver desfilar a los primeros “blocos” (comparsas) se cruzaron ayer con los que salían del sambódromo y del Terreirao do Samba en Río de Janeiro, la ciudad que no descansa ni duerme desde el pasado viernes debido al Carnaval.
Cientos de cariocas y turistas disfrazados que madrugaron para ver desfilar a los primeros “blocos” (comparsas) se cruzaron ayer con los que salían del sambódromo y del Terreirao do Samba en Río de Janeiro, la ciudad que no descansa ni duerme desde el pasado viernes debido al Carnaval.
Cientos de cariocas y turistas disfrazados que madrugaron para ver desfilar a los primeros “blocos” (comparsas) se cruzaron ayer con los que salían del sambódromo y del Terreirao do Samba en Río de Janeiro, la ciudad que no descansa ni duerme desde el pasado viernes debido al Carnaval.
Cientos de cariocas y turistas disfrazados que madrugaron para ver desfilar a los primeros “blocos” (comparsas) se cruzaron ayer con los que salían del sambódromo y del Terreirao do Samba en Río de Janeiro, la ciudad que no descansa ni duerme desde el pasado viernes debido al Carnaval.
Cientos de cariocas y turistas disfrazados que madrugaron para ver desfilar a los primeros “blocos” (comparsas) se cruzaron ayer con los que salían del sambódromo y del Terreirao do Samba en Río de Janeiro, la ciudad que no descansa ni duerme desde el pasado viernes debido al Carnaval.
Cientos de cariocas y turistas disfrazados que madrugaron para ver desfilar a los primeros “blocos” (comparsas) se cruzaron ayer con los que salían del sambódromo y del Terreirao do Samba en Río de Janeiro, la ciudad que no descansa ni duerme desde el pasado viernes debido al Carnaval.
Cientos de cariocas y turistas disfrazados que madrugaron para ver desfilar a los primeros “blocos” (comparsas) se cruzaron ayer con los que salían del sambódromo y del Terreirao do Samba en Río de Janeiro, la ciudad que no descansa ni duerme desde el pasado viernes debido al Carnaval.
Cientos de cariocas y turistas disfrazados que madrugaron para ver desfilar a los primeros “blocos” (comparsas) se cruzaron ayer con los que salían del sambódromo y del Terreirao do Samba en Río de Janeiro, la ciudad que no descansa ni duerme desde el pasado viernes debido al Carnaval.
Cientos de cariocas y turistas disfrazados que madrugaron para ver desfilar a los primeros “blocos” (comparsas) se cruzaron ayer con los que salían del sambódromo y del Terreirao do Samba en Río de Janeiro, la ciudad que no descansa ni duerme desde el pasado viernes debido al Carnaval.
Cientos de cariocas y turistas disfrazados que madrugaron para ver desfilar a los primeros “blocos” (comparsas) se cruzaron ayer con los que salían del sambódromo y del Terreirao do Samba en Río de Janeiro, la ciudad que no descansa ni duerme desde el pasado viernes debido al Carnaval.
Cientos de cariocas y turistas disfrazados que madrugaron para ver desfilar a los primeros “blocos” (comparsas) se cruzaron ayer con los que salían del sambódromo y del Terreirao do Samba en Río de Janeiro, la ciudad que no descansa ni duerme desde el pasado viernes debido al Carnaval.
Cientos de cariocas y turistas disfrazados que madrugaron para ver desfilar a los primeros “blocos” (comparsas) se cruzaron ayer con los que salían del sambódromo y del Terreirao do Samba en Río de Janeiro, la ciudad que no descansa ni duerme desde el pasado viernes debido al Carnaval.
Cientos de cariocas y turistas disfrazados que madrugaron para ver desfilar a los primeros “blocos” (comparsas) se cruzaron ayer con los que salían del sambódromo y del Terreirao do Samba en Río de Janeiro, la ciudad que no descansa ni duerme desde el pasado viernes debido al Carnaval.
Cientos de cariocas y turistas disfrazados que madrugaron para ver desfilar a los primeros “blocos” (comparsas) se cruzaron ayer con los que salían del sambódromo y del Terreirao do Samba en Río de Janeiro, la ciudad que no descansa ni duerme desde el pasado viernes debido al Carnaval.
Cientos de cariocas y turistas disfrazados que madrugaron para ver desfilar a los primeros “blocos” (comparsas) se cruzaron ayer con los que salían del sambódromo y del Terreirao do Samba en Río de Janeiro, la ciudad que no descansa ni duerme desde el pasado viernes debido al Carnaval.
Cientos de cariocas y turistas disfrazados que madrugaron para ver desfilar a los primeros “blocos” (comparsas) se cruzaron ayer con los que salían del sambódromo y del Terreirao do Samba en Río de Janeiro, la ciudad que no descansa ni duerme desde el pasado viernes debido al Carnaval.
Cientos de cariocas y turistas disfrazados que madrugaron para ver desfilar a los primeros “blocos” (comparsas) se cruzaron ayer con los que salían del sambódromo y del Terreirao do Samba en Río de Janeiro, la ciudad que no descansa ni duerme desde el pasado viernes debido al Carnaval.
Cientos de cariocas y turistas disfrazados que madrugaron para ver desfilar a los primeros “blocos” (comparsas) se cruzaron ayer con los que salían del sambódromo y del Terreirao do Samba en Río de Janeiro, la ciudad que no descansa ni duerme desde el pasado viernes debido al Carnaval.
Cientos de cariocas y turistas disfrazados que madrugaron para ver desfilar a los primeros “blocos” (comparsas) se cruzaron ayer con los que salían del sambódromo y del Terreirao do Samba en Río de Janeiro, la ciudad que no descansa ni duerme desde el pasado viernes debido al Carnaval.
Cientos de cariocas y turistas disfrazados que madrugaron para ver desfilar a los primeros “blocos” (comparsas) se cruzaron ayer con los que salían del sambódromo y del Terreirao do Samba en Río de Janeiro, la ciudad que no descansa ni duerme desde el pasado viernes debido al Carnaval.





Volver arriba