Critican amnistía rusa

Quedan libres dos integrantes de la banda Pussy Riot

1 / 2


Maria Alekhina y Nadezhda Tolokonnikova, integrantes del grupo punk ruso Pussy Riot, poco después de que quedaran en libertad


MOSCÚ (EFE y AP).- Maria Alekhina y Nadezhda Tolokonnikova, integrantes del grupo punk ruso Pussy Riot encarceladas desde hace casi dos años por “gamberrismo motivado por odio religioso”, salieron ayer libres en virtud de la amnistía general que entró en vigor en Rusia la semana pasada.

Nadezhda Tolokonnikova abandonó la colonia penitenciaria en la ciudad siberiana de Krasnoyarsk horas después de que Maria Alekhina fuera liberada en otra región. “Si tuviera la posibilidad de negarme a la amnistía lo habría hecho. No creo que esta amnistía sea un acto humanitario, creo que es una acción propagandística”, dijo Maria Alekhina, de 25 años, luego de salir de prisión.

La joven, que habría cumplido al igual que Nadezhda Tolokonnikova la totalidad de la pena en poco más de dos meses, calificó de “profanación” la amnistía aprobada por el Parlamento ruso con motivo del 20 aniversario de la Constitución rusa.

“No lo considero una amnistía, sino una profanación. Estoy indignada porque no salgan en libertad todos los presos políticos condenados por el ‘Caso Bolótnaya’”, subrayó la integrante de Pussy Riot en alusión a los opositores encarcelados por participar en los disturbios del 6 de mayo de 2012, durante una manifestación contra el Kremlin en el centro de Moscú.

A su vez, Nadezhda aseguró a los periodistas que su liberación es para ella “una carga de responsabilidad” ante la población prisionera de Rusia.

“Todo apenas empieza con mi puesta en libertad, ya que la línea entre la libertad y su falta es muy delgada en Rusia, un Estado autoritario. Pondré todo mi esfuerzo en ayudar a los presos. Ahora estoy unida al sistema penitenciario con lazos de sangre”, recalcó la joven, que cumplió 24 años hace poco más de un mes.

El Parlamento ruso, la Duma, aprobó la semana pasada una ley de amnistía que contempla la liberación de miles de reos. Alekhina y Tolokonnikova cumplían los requisitos porque tienen niños pequeños.




Volver arriba