Crece la tensión en Kiev

Gente molesta con las manifestaciones realiza una marcha

1 / 2


Una ucraniana se coloca como "escudo" frente a una barricada, ante la llegada de otro grupo de gente molesta con las manifestaciones en Kiev
Un policía intenta evitar el paso de los manifestantes ayer en Ucrania


UCRANIA (AP).- Miles de personas indignadas por los meses de manifestaciones de protesta en la capital de Ucrania se enfrentaron ayer ante una de las barricadas de los manifestantes, pero se retiraron después de encontrarse con una resistencia considerable.

Aunque el enfrentamiento concluyó sin violencia, puso de manifiesto las tensiones que persisten en momentos en que las protestas se prolongan por tercer mes sin indicios de concesiones de ninguna de las dos partesinvolucradas.

Los manifestantes de oposición al gobierno han montado un campamento de carpas en la plaza principal, en el centro de Kiev, y ocupan tres edificios cercanos, incluso la municipalidad, que usan como centro de operaciones, dormitorio e incluso una biblioteca improvisada.

También han erigido barricadas de tierra, bolsas de hielo y desechos en las inmediaciones.

Alrededor de 2,000 personas marcharon hacia la barricada cerca de la municipalidad al mediodía, bloqueando el tránsito en la principal avenida de la capital y colocando neumáticos en el camino.

Igor Polishchuk, uno de los inconformes con las prolongadas manifestaciones, dijo que el grupo se proponía demostrar su oposición pacífica a las protestas que han sumido al país en una crisis política.

Se quejó de que la policía no ha hecho mucho frente a los manifestantes.

“Es una masa crítica, descontrolada”, dijo.

Algunos de los manifestantes antigubernamentales se levantaron sobre la barricada de tres metros y miembros del grupo de autodefensa del campamento se apostaron en posición defensiva, muchos de ellos protegidos con escudos de metal y cascos.

Después de unas dos horas, los adversarios de los manifestantes se retiraron. Poco después que la policía antimotines dispersó dos de las manifestaciones de protesta en días anteriores, la multitud aumentó, excediendo a veces las 100,000 personas, y se intensificaron las denuncias de brutalidad policial y los reclamos de renuncia del presidente Viktor Yanukovich. Las protestas comenzaron a fines de noviembre, después que Yanukovich se retractó de un acuerdo para profundizar los lazos con la Unión Europea en busca de relaciones más estrechas con Rusia. Una gran parte de la sociedad ucraniana se resiente del prolongado dominio o influencia de Rusia sobre Ucrania y apoya enérgicamente la integración con la UE como medio de impulsar la democracia y los derechos humanos. Muchos de los que desafiaron a los manifestantes ayer ostentaban cintas con la imagen de San Jorge, un tradicional emblema militar ruso. El mayor apoyo a Yanukovich está en el este de la nación, de habla rusa. Yanukovich se reunió con el presidente ruso Vladimir Putin el viernes el día de la inauguración de las olimpíadas de invierno en Sochi y no se informó sobre el encuentro.




Volver arriba