Comienza la retirada de los rebeldes sirios del centro de Homs

BEIRUT (EFE).- La retirada de los rebeldes que permanecían atrincherados en el centro de la ciudad siria de Homs comenzó hoy tras el acuerdo logrado entre los insurgentes y el régimen de Bachar al Asad, según fuentes gubernamentales y opositoras.

El gobernador provincial, Talal al Barazi, dijo a Efe por teléfono que los insurgentes están saliendo del casco antiguo de Homs en autobuses, sin dar más detalles.

Una fuente rebelde cercana a las negociaciones que tuvieron lugar en la última semana con las autoridades señaló a Efe por internet que los dos primeros autobuses con 80 opositores, algunos de ellos heridos, llegaron ya a la población de Dar al Kabira, al norte de Homs, según lo estipulado en el acuerdo.

Agregó que los 2.000 insurgentes que se encuentran en el casco viejo saldrán en varios vehículos a lo largo del día de hoy, escoltados por la ONU y la policía siria.

Los opositores han podido llevarse consigo armas medianas y ligeras, indicó la fuente.
La televisión oficial siria mostró imágenes del equipo de la ONU que supervisa la operación.

Según la cadena, tras la salida de todos los opositores el ejército entrará en la parte antigua de Homs para “restablecer la seguridad y limpiarla de artefactos explosivos”.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos confirmó, por su parte, el inicio del repliegue de los insurgentes a bordo de autobuses.

Tras la llegada de todos los rebeldes a Dar al Kabira se aplicarán los siguientes puntos del pacto- la liberación de personas secuestradas por los rebeldes en los pueblos de Nubel y Al Zahra en Alepo, de mayoría alauí, secta a la que pertenece Al Asad; y la entrada de ayuda humanitaria en estas localidades.

El casco viejo de Homs lleva asediado por el ejército más de veinte meses, lo que ha causado un grave deterioro de la situación humanitaria en su interior.

En febrero pasado, ambos bandos pactaron una tregua humanitaria, con la mediación de la ONU, para permitir la evacuación de unos 1.400 civiles -mujeres, niños y ancianos- del área.

La retirada de los rebeldes de Homs se produce en un momento en que Siria se prepara para celebrar elecciones presidenciales el próximo 3 de junio, en las que Al Asad aspira a acceder a un tercer mandato.

Más de 150.000 personas han muerto en territorio sirio desde el inicio del conflicto en marzo de 2011, según datos del Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Etiquetas:,