Celebra el Papa el Miércoles de Ceniza en el Vaticano

1 / 11


El papa Francisco reconoció ayer haber visto luchas de poder en su entorno y deploró la actitud de quienes “se creen Dios” porque buscan defender sus intereses, durante la misa del Miércoles de Ceniza. El Pontífice dio inicio a la Cuaresma, un periodo de 40 días antes de la celebración de la Pascua católica, encabezando una procesión por las calles de Roma en el barrio ubicado en el tradicional Monte Aventino.
El papa Francisco reconoció ayer haber visto luchas de poder en su entorno y deploró la actitud de quienes “se creen Dios” porque buscan defender sus intereses, durante la misa del Miércoles de Ceniza. El Pontífice dio inicio a la Cuaresma, un periodo de 40 días antes de la celebración de la Pascua católica, encabezando una procesión por las calles de Roma en el barrio ubicado en el tradicional Monte Aventino.
El papa Francisco reconoció ayer haber visto luchas de poder en su entorno y deploró la actitud de quienes “se creen Dios” porque buscan defender sus intereses, durante la misa del Miércoles de Ceniza. El Pontífice dio inicio a la Cuaresma, un periodo de 40 días antes de la celebración de la Pascua católica, encabezando una procesión por las calles de Roma en el barrio ubicado en el tradicional Monte Aventino.
El papa Francisco reconoció ayer haber visto luchas de poder en su entorno y deploró la actitud de quienes “se creen Dios” porque buscan defender sus intereses, durante la misa del Miércoles de Ceniza. El Pontífice dio inicio a la Cuaresma, un periodo de 40 días antes de la celebración de la Pascua católica, encabezando una procesión por las calles de Roma en el barrio ubicado en el tradicional Monte Aventino.
El papa Francisco reconoció ayer haber visto luchas de poder en su entorno y deploró la actitud de quienes “se creen Dios” porque buscan defender sus intereses, durante la misa del Miércoles de Ceniza. El Pontífice dio inicio a la Cuaresma, un periodo de 40 días antes de la celebración de la Pascua católica, encabezando una procesión por las calles de Roma en el barrio ubicado en el tradicional Monte Aventino.
El papa Francisco reconoció ayer haber visto luchas de poder en su entorno y deploró la actitud de quienes “se creen Dios” porque buscan defender sus intereses, durante la misa del Miércoles de Ceniza. El Pontífice dio inicio a la Cuaresma, un periodo de 40 días antes de la celebración de la Pascua católica, encabezando una procesión por las calles de Roma en el barrio ubicado en el tradicional Monte Aventino.
El papa Francisco reconoció ayer haber visto luchas de poder en su entorno y deploró la actitud de quienes “se creen Dios” porque buscan defender sus intereses, durante la misa del Miércoles de Ceniza. El Pontífice dio inicio a la Cuaresma, un periodo de 40 días antes de la celebración de la Pascua católica, encabezando una procesión por las calles de Roma en el barrio ubicado en el tradicional Monte Aventino.
El papa Francisco reconoció ayer haber visto luchas de poder en su entorno y deploró la actitud de quienes “se creen Dios” porque buscan defender sus intereses, durante la misa del Miércoles de Ceniza. El Pontífice dio inicio a la Cuaresma, un periodo de 40 días antes de la celebración de la Pascua católica, encabezando una procesión por las calles de Roma en el barrio ubicado en el tradicional Monte Aventino.
El papa Francisco reconoció ayer haber visto luchas de poder en su entorno y deploró la actitud de quienes “se creen Dios” porque buscan defender sus intereses, durante la misa del Miércoles de Ceniza. El Pontífice dio inicio a la Cuaresma, un periodo de 40 días antes de la celebración de la Pascua católica, encabezando una procesión por las calles de Roma en el barrio ubicado en el tradicional Monte Aventino.
El papa Francisco reconoció ayer haber visto luchas de poder en su entorno y deploró la actitud de quienes “se creen Dios” porque buscan defender sus intereses, durante la misa del Miércoles de Ceniza. El Pontífice dio inicio a la Cuaresma, un periodo de 40 días antes de la celebración de la Pascua católica, encabezando una procesión por las calles de Roma en el barrio ubicado en el tradicional Monte Aventino.
El papa Francisco reconoció ayer haber visto luchas de poder en su entorno y deploró la actitud de quienes “se creen Dios” porque buscan defender sus intereses, durante la misa del Miércoles de Ceniza. El Pontífice dio inicio a la Cuaresma, un periodo de 40 días antes de la celebración de la Pascua católica, encabezando una procesión por las calles de Roma en el barrio ubicado en el tradicional Monte Aventino.





Volver arriba