“Campeón” de migrantes

Barack Obama refrenda su deber con una reforma

Una mujer se manifiesta a favor de la reforma migratoria, en 2013

WASHINGTON (Notimex).- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, afirmó ayer que la información de familias hispanas, con miembros indocumentados, que busquen adquirir seguro médico bajo la nueva ley, no será utilizada para una eventual deportación.

“Ninguna de la información proporcionada para obtener seguro de salud es transferible al servicio de migración”, afirmó el mandatario al participar en un foro público, durante el cual defendió de nuevo su récord en el frente migratorio.

Obama ofreció este compromiso al responder a la pregunta de Guadalupe Celedón, una indocumentada mexicana que expuso que la razón por la que no ha adquirido seguro médico es debido a su temor de que la información sea utilizada para que sea deportada.

“Me da miedo que por llenar documentos para pedir servicios para mis hijos me separen de ellos”, indicó la mujer, quien reside en California con sus cuatro hijos, todos los cuales son ciudadanos estadounidenses.

Una de sus hijas fue más directa y dijo que tanto ella como sus hermanos tienen dudas sobre la conveniencia de adquirir el citado seguro de salud.

“No sé si Obama vaya a darle la información a (las autoridades de) migración, y que al siguiente día van a estar tocando en la puerta diciendo venimos a recoger a tus papás”, expresó.

“Quiero creer en usted, ahora tenemos hijos, ciudadanos de este país. Somos humanos”, apeló la mujer en el vídeo que le fue mostrado al mandatario en el evento patrocinado por las televisoras Univision y Telemundo.

Obama dijo que su gobierno ha sido claro en que familias mixtas como la de Guadalupe Celedón no debe albergar ese temor.

“Si usted es parte de una familia de estatus mixto, no debe temer” insistió el mandatario, y aunque dijo entender esos temores insistió en el efecto aún negativo que tendrá para esas familias no contar con seguro de cobertura médica.Obama defendió el récord de su administración en el frente migratorio, luego que el miércoles el Consejo Nacional de La Raza, la más antigua organización civil hispana, calificó al mandatario como “el deportador en jefe”.

“Soy el campeón en jefe de la reforma migratoria, y lo que he dicho en el pasado es que hasta que el Congreso apruebe una reforma migratoria yo estoy limitado en lo que puedo hacer, y lo que he hecho es utilizar mi poder discrecional, pero eso ha llegado al límite”, dijo el mandatario estadounidense.




Volver arriba