Asombra un “papa” pequeño

El niño recibe un beso y abrazo del Sumo Pontífice

El papa Francisco sostiene a Daniele De Sanctis, que con su peculiar disfraz sacó una sonrisa del Pontífice en la Plaza de San Pedro, ayer

CIUDAD DEL VATICANO (EFE).- El papa Francisco recibió con una sonrisa y dio un besó a un niño de poco más de un año que iba vestido con la tradicional sotana blanca y la papalina de los Pontífices durante el habitual paseo entre los fieles que realiza los miércoles en la Plaza de San Pedro antes de comenzar la audiencia.

Como es común durante este recorrido, los gendarmes que rodean el papamóvil le fueron acercando al Sumo Pontífice a niños y bebés para recibir la bendición y un gesto de cariño.

Pero el Carnaval ya llegó también a la Ciudad del Vaticano, y entre los niños los fieles acercaron a Francisco a un pequeño de poco más de un año disfrazado de Papa que lloraba desesperado y arrancó una sonrisa al Pontífice de Buenos Aires.

No es la primera vez que se ve a un “pequeño-papa” en el Vaticano, ya que este fin de semana circuló por las redes sociales una foto de una madre con su hijo pequeño que paseaba por la Plaza de San Pedro vestido con la sotana y la papalina blanca.

Por otro lado, el Vaticano informó que la exhortación apostólica que el papa Francisco publicará sobre los retos que la Iglesia tiene que afrontar ante los cambios de la familia llegará sólo después de los dos sínodos previstos, el extraordinario del próximo octubre y el ordinario de 2015.

La puntualización llegó en una nota en la que se resumían los trabajos del Consejo Ordinario del Sínodo de los Obispos, que se reunió los pasados 24 y 25 de febrero.

En esta asamblea, añade la nota, se debatieron las respuestas del cuestionario sobre los temas relacionados con la familia que el papa Francisco envió a las conferencias episcopales de todo el mundo, en el que había preguntas sobre la convivencia antes del matrimonio, las uniones de hecho, o la concesión de los sacramentos a los divorciados que se han vuelto a casar.

El Consejo Ordinario del Sínodo apreció que el porcentaje de respuestas a este cuestionario fue muy alto, asegura el comunicado.

Las observaciones derivadas del estudio de este cuestionario servirán para elaborar el llamado “Instrumentum laboris”, un informe sobre el que se trabajará en los próximos sínodos.

En esta reunión del Consejo también se subrayó la urgencia de buscar nuevas modalidades para que la Iglesia católica afronte los retos y las dificultades de la vida familiar.

La familia

A la familia también se dedicó el consistorio de cardenales celebrado la semana pasada, del que surgieron algunas propuestas.

Sin embargo, no hubo una posición común sobre la posibilidad de “perdonar” a los divorciados para que puedan recibir los sacramentos.




Volver arriba