Zhang Ziyi logra disculpas del medio que le acusó falsamente de prostitución

PEKÍN (EFE).- La actriz Zhang Ziyi, una de las caras más conocidas de la gran pantalla china, ha logrado que un medio se disculpara en público por acusarla falsamente de dedicarse a la prostitución de lujo, 19 meses después de que la noticia causara un gran escándalo en China.

La web de noticias en mandarín Boxun.com, con sede en EEUU pero dedicada a difundir rumores en torno a escándalos políticos chinos, publicó hoy un comunicado en inglés en el que reconocía haber publicado información “negativa y falsa” sobre la protagonista de filmes como “Crouching Tiger, Hidden Dragon” o “Memoirs of a Geisha”.

En las informaciones, Boxun llegó a asegurar que Zhang había amasado una fortuna de 700 millones de yuanes (unos 110 millones de dólares) por acostarse con altos cargos y ricos empresarios en China, tras lo cual fue acusada de libelo por la actriz y denunciada ante un tribunal de Los Ángeles (EEUU).

El rumor alcanzó gran notoriedad porque uno de los presuntos “clientes” de Zhang, según Boxun, era el caído líder comunista Bo Xilai, protagonista en 2012 y 2013 del mayor escándalo político vivido por el régimen en décadas, y condenado finalmente a cadena perpetua por corrupción el pasado septiembre.

“Estas falsas informaciones sobre Zhang Ziyi nunca se deberían haber publicado”, afirma hoy la web, conocida también por informar sobre presuntas violaciones de los Derechos Humanos en China, y que está bloqueada en el país asiático.

Antes de que se publicara esta rectificación, la actriz había adelantado en su microblog personal que no ha alcanzado ningún acuerdo con Boxun acerca de los daños causados a su imagen, y dio a entender que continuaría su lucha en los tribunales contra quienes le han difamado.

“Diecinueve meses, casi 600 días y noches, no son algo raro en un caso de difamación, pero bastan para dañar la reputación y la inocencia de una persona”, subrayó Zhang, citada también hoy por el diario oficialista chino “Global Times”.




Volver arriba