Un millonario chino es acusado de encabezar una organización mafiosa

 

PEKÍN (EFE).- El millonario chino Liu Han, antiguo presidente de la firma minera Sichuan Hanlong Group, fue formalmente acusado hoy de encabezar una organización mafiosa que perpetró al menos nueve asesinatos, indicaron fuentes judiciales.

Liu fue arrestado en marzo de 2013 como parte de una operación policial que también llevó a la detención de su hermano, Liu Wei, y otros 34 presuntos miembros de la organización ilícita, señaló el Tribunal Popular Intermedio de Xianning (centro), que sigue el proceso, según la agencia oficial Xinhua.

Según las investigaciones, la banda llevaba a cabo operaciones ilegales desde 1993 en la provincia central china de Sichuan, “apropiándose de enormes intereses económicos y perturbando gravemente la seguridad pública local y el orden social”.

Al parecer, la banda de los hermanos Liu se dedicaba a la extorsión y el chantaje, y tenía vínculos con policías y funcionarios judiciales de Sichuan, a los que sobornaban con fiestas en las que eran invitados a consumir drogas.

Liu llegó a figurar en la lista Forbes de los hombres más ricos de China, en el puesto 148, y poseía junto a su hermano -cuyo prestigio le permitió ser portador de la antorcha olímpica en el relevo de Pekín 2008- una flota de cientos de autos de lujo entre los que había Rolls Royces y Ferraris.

Su empresa minera, fundada en 1997 y con inversiones en otros sectores como el hidroeléctrico o la construcción, adquirió acciones en dos minas de Estados Unidos y Australia y daba empleo a más de 12.000 trabajadores.

La operación se enmarca en una campaña contra la corrupción en Sichuan, una de las provincias más pobladas de China con más de cien millones de habitantes, que también se ha cobrado la detención de algunos exlíderes políticos locales.

Desde hace meses los medios especulan que uno de los principales implicados en la red de corrupción es el exsecretario general del Partido Comunista en la provincia Zhou Yongkang.

La investigación a Zhou, nunca confirmada por las autoridades chinas pero que se cree ya en curso, ha despertado gran atención porque también fue el máximo responsable de seguridad de China, y por ello, hasta su retirada en 2012, uno de los líderes más poderosos e influyentes del país.




Volver arriba